Nicola Stornelli García
Análisis

La hora de las TIC para la paz

Las TIC son actualmente el eje transversal de la vida y del desarrollo, y requieren
más que buenas intenciones y pañitos de agua tibia.

Nicola Stornelli García
Opinión
POR:
Nicola Stornelli García
julio 28 de 2016
2016-07-28 07:52 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

El último boletín de las TIC, publicado por el Ministerio del ramo, revuelve otra vez cifras de banda ancha fija con banda ancha móvil, pese a las recomendaciones de la Ocde, que pidió corregir esa costumbre que infla las cifras reales de la banda ancha de un país.

Un estudio del Observatorio Económico del BVA dice que “En Colombia 19,4 millones de personas no utilizan internet” (http://bit.ly/2a8ZjAV). El ministro Luna ha demostrado ser diligente y creativo como jefe de dicha cartera. Ahora, lo repito, necesita desmarcarse de su antecesor y dar un ‘estartazo’ que signifique convertir a las TIC en el motor del desarrollo para la paz y el postconflicto. Hoy, sesenta años después, cuando ya avizoramos la paz, nuestra población es mayormente urbana y necesitamos crear condiciones para que las ciudades sean amables, sostenibles y competitivas; no es caer en el embeleco de que ahora todas van a ser ciudades inteligentes o smart cities.
Los 5,6 millones de conexiones fijas, reportadas por el boletín mencionado, mezclan internet fijo residencial con internet fijo dedicado, lo que significa una penetración real del 12 por ciento. Palabras más, palabras menos, el 88 por ciento de los hogares o empresas no tiene conexiones fijas.

De manera respetuosa con los lectores, voy a transcribir apartes de algunas de mis últimas columnas porque se hace necesario recalcar lo ya dicho: “No me canso de repetir que no hay banda ancha. La fibra óptica llegó, pero no la banda ancha que es un prerrequisito esencial para el desarrollo de la cuarta revolución industrial. Es un prerrequisito, no un requisito. Mientras no haya banda ancha y creamos que con la ‘bandita anchita’ de los móviles vamos a dar un salto cualitativo estamos jodidos. Me perdonan la expresión, pero estoy cansado de repetirlo. Colombia es un país muy desigual e inequitativo y la cuarta revolución industrial va a comenzar a llegar, pero a las grandes ciudades, creando nuevas y más profundas desigualdades. En el 2007, en un panel de un congreso de telecomunicaciones de la Andi, sostuve que las TIC necesitan un marco tributario especial para ser un motor decisivo en el desarrollo del país. Dicha posición sigue teniendo validez, en especial en el propósito de irrigar los beneficios de las TIC a las regiones”.

“Ministro Luna: desmárquese de Molano. Dígale duro al presidente Santos que el país necesita, con carácter urgente, aprovechar la malla de fibra óptica y llevar banda ancha fija a toda Colombia. Le pregunté a varios expertos acerca del tema y Wally Swain, una autoridad a nivel mundial, me dijo el futuro es una integración de lo fijo y lo móvil, entendiendo lo móvil no por los operadores móviles, sino por el wifi. Cada vez más nuestras conexiones fijas nos sirven para mejorar nuestra conexión wifi para nuestros dispositivos móviles. Las conexiones de datos de los operadores celulares están muy lejos de permitirnos ver una película de Netflix”.

“Las smart cities necesitan banda ancha fija. Internet de las Cosas y big data necesita banda ancha fija. ¿Por qué esperar más y no tomar la decisión ya de un plan nacional de banda ancha fija?”. “La banda ancha fija no es un embeleco de este servidor. Es una necesidad real del país, que ha sido puesta en el tapete por Aciem y analistas, además de quien escribe. Sin banda ancha fija no podemos pensar en proyectos serios de telemedicina o teleseguridad, por mencionar solo dos aspectos tan cruciales para las futuras smart cities. ¿Usted, amigo lector, dejaría operar a un pariente, asesorado por un especialista, conectado al quirófano por banda ancha móvil?”.

“En un momento en el que la economía está sufriendo un frenazo por la dura caída de los precios del petróleo, hay que ser imaginativos y ayudar a un sector que es hoy el más importante de las economías de los países desarrollados. ¿El presidente Santos, el Ministro de Hacienda y el Director del DNP se han percatado, seriamente, de la importancia del sector?, ¿de todo lo que aportan las TIC y las telecomunicaciones para el desarrollo del país?, ¿de los empleos y los ingresos que genera el ramo?”.

Sé que el presidente y el Ministro de las TIC tienen muchas ocupaciones. Hoy, cuando escribo ésta columna, la página web del MinTIC está desactualizada (http://bit.ly/2a3oBke), y Alberto Samuel Yohai, presidente ejecutivo de la CCIT, se ufana de la creación de TIC TAC, un tanque de pensamiento, diciendo una inexactitud ya que no es el primero del país y los medios lo copiaron tal cual.

Las TIC y las telecomunicaciones son, actualmente, el eje transversal de la vida y del desarrollo, y requieren más que buenas intenciones y pañitos de agua tibia.

Nicola Stornelli
Analista e Investigador de las TIC

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado