Nicola Stornelli García
análisis

‘Smart cities’ y banda ancha fija

Es la banda ancha fija es una estrategia esencial para el impulso del Producto Interno Bruto.

Nicola Stornelli García
Opinión
POR:
Nicola Stornelli García
marzo 03 de 2016
2016-03-03 08:09 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

Me he enterado, de primera mano, que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) han aunado esfuerzos para construir el Conpes de políticas públicas para smart cities. Es una muy buena noticia, después de haber arrancado cada uno por su lado. En el DNP, el tema lo lidera Iván Mantilla, lo cual nos brinda la seguridad de un experto académico al frente de las discusiones. Ese documento no puede responder a los intereses de los fabricantes, o los operadores de telecomunicaciones. ¿Los doctores Simón Gaviria y David Luna no saben que Aciem es organismo consultor de la Nación? ¿Por qué no lo han invitado a las mesas de trabajo?

En algunos estudios recientes se pronostica que las redes móviles presentarán una explosión exponencial en su velocidad, la cual podría pasar de 1,9 Mbps en el 2015 a 7 Mbps en el 2020, debido a las redes 4G, incluido el LTE, pero lo que no hemos comparado es que las redes fijas pasaron, desde hace unos años, de 2 Mbps a tener hoy velocidades de 50 Mbps, con redes de fibra óptica hasta el hogar (FTTH), como sucede en la actualidad en Bogotá con el servicio proporcionado por ETB, la mejor banda ancha de Colombia.

La banda ancha fija no es un embeleco de este servidor. Es una necesidad real del país, que ha sido puesta en el tapete por Aciem y analistas, además de quien escribe. Sin banda ancha fija no podemos pensar en proyectos serios de telemedicina o teleseguridad, por mencionar solo dos aspectos tan cruciales para las futuras smart cities. ¿Usted, amigo lector, dejaría operar a un pariente, asesorado por un especialista, conectado al quirófano por banda ancha móvil?

Me he enterado de que en el MinTIC están planeando lanzar una licitación muy grande para un proyecto de zonas wifi para colegios y entidades públicas. Cuando escribí ‘La humildad de David Luna’,' esperaba mucho más de un joven tan talentoso. Si el ministro Luna quiere dejar una huella significativa en el MinTIC debe dejar de navegar en las olas tranquilas de las buenas cosas heredadas de Molano. Debe arriesgarse, por el futuro del país y por su imagen.

¿Qué sentido tiene gastar ingentes recursos en pañitos de agua tibia?, ¿por qué el Estado no convoca a presentar a una APP con la infraestructura de fibra óptica que ya hay? Colombia necesita con urgencia un plan de banda ancha fija que nos permita dar el siguiente paso en el desarrollo del sector de las TIC y las telecomunicaciones. No podemos mirar el país de manera minúscula. Cuando Barack Obama ordenó hacer un plan de banda ancha fija, acababa de conocer los indicadores internacionales, que mostraban que en Corea del Sur había oferta de canales de 100 GB para el sector residencial, y quedó pasmado. En Estados Unidos esa oferta ni se la imaginaban. Y eso pasó hace siete años.

¿En dónde está la clave para centrar los esfuerzos en la banda ancha? Los gobiernos han dejado el peso de impulsar la banda ancha con las redes móviles, cuyas inversiones están en los privados. Sin embargo, la banda ancha que está apoyando el impulso de la economía en el mundo es la banda ancha fija, por sus velocidades superiores, e incluso, la mayoría de los países han elaborado planes de banda ancha fija, como una estrategia esencial para el impulso del PIB, como lo he repetido en diferentes oportunidades.

En nuestro país, este concepto no ha sido bien entendido, aun cuando elaboran estadísticas y suman los accesos a internet móvil (no necesariamente banda ancha) a los de banda ancha fija para dar unos resultados que no son comparables con el resto de naciones, y, principalmente, con las desarrolladas. Resultados que distorsionan y no permiten, verdaderamente, medir el avance en banda ancha fija, que es el verdadero parámetro de comparación entre países. Es así como en los Estados de la Ocde, el promedio de acceso de banda ancha fija es de 25 por ciento, y en Colombia es del 10 por ciento, efecto que no es el deseado y muestra un importante atraso en el impulso de esta tecnología.

Si la troncal de fibra óptica es una alianza entre el Estado y TV Azteca, y si Colombia es dueña del 30 por ciento de Telefónica, propietaria de la más grande infraestructura de redes de la nación por qué no se unen y presentan una propuesta de APP para dar un salto cuantitativo y cualitativo para el país.

Toda esa energía gastada en formular un Conpes para smart cities puede ir a dar al basurero si no está cimentada en un plan de banda ancha fija. Lo demás es paja.

Nicola Stornelli García
Analista e Investigador de las TIC.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado