Omar Flórez Vélez

Educación para la paz

Omar Flórez Vélez
Opinión
POR:
Omar Flórez Vélez
febrero 07 de 2016
2016-02-07 09:27 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7d45c93890.png

Con los acuerdos que se gestan con las Farc en La Habana, nuevos escenarios se abren para estimular la creatividad en función del éxito de los mismos. Sin duda, un nuevo país construiremos, tarea en la cual todas las instituciones son corresponsables. La educación, entre otras. Atractivo desafío para la inteligencia.

La educación es una de las líneas principales del Plan Nacional de Desarrollo y es asunto prioritario en las agendas de las autoridades regionales y locales, las cuales tendrán grandes responsabilidades, pues la paz se construye desde, para y con las regiones. La Constitución Nacional (Art. 67) señala la educación como derecho fundamental de los ciudadanos: “La educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura. La educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia… y para la protección del ambiente. El Estado, la sociedad y la familia son responsables de la educación”.

Tendremos en las aulas de escuelas, colegios y universidades estudiantes de familias víctimas del conflicto y estudiantes vinculados a familias victimarias, en las que se debe dar un intercambio civilizado de ideas. Delicado papel corresponderá a los docentes: estimular la convivencia, el análisis crítico y complejo, el respeto por el pluralismo y a la dignidad humana, alejado de prejuicios y posturas excluyentes. Profesores que no entiendan este reto, serán factores generadores de conflicto. Debe tenerse en cuenta que “ … la enseñanza estará a cargo de personas de reconocida idoneidad ética y pedagógica…” (Art. 68, Const. Nal.)

Colombia necesita educadores para la paz y la convivencia, no para la guerra ni la intolerancia ni el dogmatismo.

La Ley 115 de 1994 señala los fines del servicio educativo (Art. 5): “La formación en el respeto a la vida y a los demás derechos humanos, a la paz, a los principios democráticos, de convivencia, pluralismo, justicia, solidaridad y equidad, así como en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad”.

Con el Decreto 1038 (mayo 25/2015) se reglamenta la Ley 1732 de 2015, correspondiente a la implementación de la Cátedra de La Paz en todos los establecimientos educativos. Se pretende estimular diálogos entre los estudiantes para la construcción conjunta de una Colombia en paz, la cual solo es posible con ciudadanos de ‘buena voluntad’, como cantaban los ángeles en la noche de Navidad.

Un valioso aporte brindarán todas las instituciones educativas, públicas y privadas, al incluir –teniendo en cuenta su proyecto educativo institucional y su modelo pedagógico– la Cátedra de La Paz, la cual deberá estar articulada con alguna de las siguientes áreas del conocimiento: I) ciencias sociales, historia, geografía, constitución política y democracia; II) ciencias naturales y educación ambiental; III) educación ética y en valores humanos. Objetivo: formar competencias ciudadanas en estudiantes para la convivencia pacífica, la participación democrática, la equidad, la pluralidad y el respeto por los derechos humanos, el desarrollo sostenible y ambientalmente responsable.

Omar Flórez Vélez
Decano, F. de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables - Corporación Universitaria Americana

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado