Óscar Mendoza P.

La generación digital

Óscar Mendoza P.
POR:
Óscar Mendoza P.
enero 04 de 2012
2012-01-04 12:51 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7ca12d21eb.png

 

La primera vez se lo escuché a Felipe González, ex presidente de España, en un seminario de retail en México, en el 2000.

A la mitad de su conferencia, nos solicitó acurrucarnos a todos los presentes y nos dijo: “esos son sus clientes del futuro.

Hoy tienen nueve, diez, once años. Mientras todos los que estamos acá somos análogos, ellos son la generación digital. También les dicen los niños genios. Ven el mundo desde donde ustedes lo ven en este momento. Son completamente diferentes a nosotros. Es uno de los verdaderos cambios en la humanidad en este siglo que estamos comenzando”.

Según la ONU, los infantes, niños y jóvenes hasta los 24 años suman cerca de 2.000 millones actualmente y se pronostica que en el 2040, ocho de cada diez habrán nacido después de 1990. Ya están acá.

Vienen con un interruptor diferente y más avanzado que el nuestro. Todos los que hoy tenemos hijos infantes creemos en el fondo que son ‘cuasi genios’ por la velocidad y rapidez con las que aprenden y entienden cosas que nosotros a su edad nos demorábamos mucho más.

Jeroen Boschma los llamó en su libro, publicado en el 2006, “la generación Einstein: inteligentes, rápidos y sociales”.

Son multicanales, multisensoriales y pueden hacer más de diez actividades de manera simultánea como lo muestra una escena común en cualquier hogar, donde un adolescente hace una tarea escolar en su computador, conectado simultáneamente a varios chats, correos electrónicos y redes sociales, escuchando música en su reproductor personal, celular, fijo, programa de televisión, comiendo y diciéndole a sus papás que sigan hablando que él les está poniendo atención.

Son prácticos, críticos, informados, preparados, independientes y, por si fuera poco, cuestionan la autoridad; tienen cada día más poder de negociación y construyen diariamente nuevas formas de socializar.

El corto plazo es retador. Muchos comerciantes y empresarios ya tienen en sus clientes actuales un número representativo de jóvenes digitales.

Otros hasta ahora empiezan. Con las tendencias actuales es altamente probable que muchos negocios en menos de una década tendrán la mitad de sus consumidores análogos y la otra mitad digitales.

Surgen las preguntas: ¿cómo diseño un portafolio de productos atractivo para públicos tan diferentes?, ¿y las estrategias de ventas y publicidad?, ¿y el diseño de los puntos de venta y material promocional?

El reloj no se detiene. Como enseñan los sabios en China, el tiempo se mide en siglos y no en años. Una década quiere decir YA. El reloj está corriendo para todas las empresas.

La mayoría de negocios deben reinventarse para entender, atender, satisfacer y ‘enamorar’ a estos nuevos clientes que, por primera vez en muchos siglos, son verdaderamente diferentes. Los clientes 2.0 necesitan empresarios 2.0.

Óscar Mendoza P.

Consultor empresarial y escritor

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado