Otros Columnistas
coyuntura

La paz: responsabilidad de los empresarios en el posconflicto

Generando empleo se puede dar la verdadera reintegración y reformulación de proyectos de vida de la población desmovilizada.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
mayo 23 de 2016
2016-05-23 09:06 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

En los últimos 13 años se han ejecutado numerosos programas de reincorporación a la vida civil como plan de acción de la política de desmovilización de miembros de grupos al margen de la Ley.

Sin embargo, sus resultados muestran que todavía hay un largo camino por recorrer pues, en la actualidad, según la Agencia Colombiana para la Reintegración, el país tiene alrededor de 49.000 desmovilizados en proceso para volver a la vida civil.

Además, de este número sólo 8.714 (17,85%) se encuentran en el sector formal laboral, lo que quiere decir que la gran mayoría de ellos o hacen parte del sector informal o de una población económicamente inactiva.

También se deduce que existe una clara discriminación en cuanto al acceso y conservación de un trabajo por parte de los desmovilizados o simplemente que no existe una voluntad social o empresarial por acogerlos en el curso de un proceso de desmovilización, lo que está generando grandes problemas al país en diversos aspectos, como lo es el de la seguridad.

Como consecuencia de la falta de opciones laborales y económicas muchos desmovilizados no tienen más opciones que incidir de nuevo en la ilegalidad, conformando bandas criminales urbanas que se han ido organizando a lo largo y ancho del país, haciendo que se incremente de nuevo los niveles de violencia y seguridad.

En esta materia, desde Sodexo pensamos que es necesario que haya una igualdad material y no solo formal para estas personas. Si bien los últimos Gobiernos han venido desarrollando una serie de políticas encaminadas a formalizar el proceso de reintegración social de los desmovilizados, como lo es la Política Nacional de Reintegración Social y Económica para Personas y Grupos Armados Ilegales, estas deben ser verdaderamente eficientes y acordes con el Plan Nacional de Desarrollo.

Sin embargo, esta tarea no es sólo competencia del Gobierno de turno sino de todo el sector empresarial, ya que en términos económicos, los empresarios se benefician de la paz, y siempre han sido los primeros en manifestar su apoyo en eventos, foros y talleres.

Pero en la vida real, esta situación es totalmente diferente, pues en la actualidad, al menos en nuestras cifras, de una muestra de 135 compañías solo 20 aceptan contar con gente desmovilizada dentro sus fábricas u oficinas.

Es claro: solamente con el apoyo empresarial a iniciativas, como nuestro Programa Soluciones, son la única respuesta a una realidad del país donde generando empleo se puede dar la verdadera reintegración y reformulación de proyectos de vida de cada una de la población desmovilizada, ex integrantes de grupos armados al margen de la ley y las víctimas del conflicto.

MÁS DE 350 PUESTOS

Y es que en tan solo diez años que lleva de vida el Programa Soluciones, ha logrado que más de 350 personas dejaran atrás la violencia e incursionen en el mundo laboral, porque para lograr una reintegración sostenible y a largo plazo es necesaria la participación y apropiación del proceso por parte de entidades públicas, privadas, nacionales y regionales, cooperantes, academia y sociedad.

Con todo lo anterior se evidencia que en el país existen y han existido iniciativas en temas de reconciliación y reinserción, que han tenido un fuerte impacto en materia de empleo y generación de ingresos para las poblaciones más vulnerables, pero aún falta mucho por hacer y se requiere de un mayor esfuerzo de todos nosotros para que el futuro de los reinsertados aunque no es una apuesta nueva, sí sea una verdad absoluta.

Es clave hacer un llamado a los empresarios del país, a que se comprometan de corazón y no sólo de palabra en eventos, foros y talleres a no cerrarles las puertas a los desmovilizados que buscan una segunda oportunidad en su vida y así poder alcanzar el cambio que todos buscamos de una vez por todas, que es la verdadera paz.

Juan Camilo Chaves
Presidente de Sodexo Colombia

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado