Otros Columnistas
consultorio

Esta senda no termina

Banrepública no está convencido de la conveniencia de terminar
con el proceso de endurecimiento de la política monetaria en el corto plazo.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
mayo 19 de 2016
2016-05-19 10:45 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Las minutas de la reunión de abril del Banco de la República revelaron poca nueva información y no hubo una discusión que apuntara a la eventual finalización de la senda de incrementos de la tasa de intervención. Además, la inflación de abril no fue buena y prevemos que los datos del resto de este trimestre tampoco lo serán, y esperamos que los datos de actividad económica en el corto plazo continúen mostrando cierta estabilidad en el crecimiento de la economía en niveles favorables. Lo anterior seguirá generando presiones sobre la política monetaria y ahora esperamos dos incrementos adicionales de un cuarto de punto en este trimestre, para llevar la tasa de intervención a un máximo del año de 7,50%.

En las minutas se resaltó nuevamente que los miembros del Emisor seguían concordando en la necesidad de continuar con los incrementos de la tasa de intervención, mas no en la magnitud (la mayoría votó por un incremento de medio punto y el resto por un cuarto), principalmente debido a que “los choques de oferta sobre los precios han sido de mayor intensidad y persistencia que lo previsto inicialmente”. Este comportamiento ha mantenido las expectativas de inflación por encima del rango meta, lo cual justifica incrementos adicionales de la tasa de intervención con el fin de reforzar la credibilidad de la política monetaria y de apoyar la convergencia de la inflación al rango meta en 2017.

Simultáneamente, también hay acuerdo en que la dinámica de la demanda interna ha sido mejor que la esperada inicialmente, según se refleja en el indicador de PIB mensual del Dane (el ISE), que creció 3,1% en el primer bimestre. De igual forma, las minutas revelan que el equipo técnico del Banco estima que en el primer trimestre el gasto de los hogares creció a un ritmo similar al relativamente favorable de finales de 2015.

Además, los miembros del Emisor siguen insistiendo en que hay exceso de gasto sobre el ingreso nacional, lo que resulta en un elevado déficit en la cuenta corriente, y que esta situación “es un riesgo para la estabilidad macroeconómica en el futuro”. De esta forma, el Banco considera que los incrementos de la tasa de intervención también contribuyen a una corrección ordenada de dicho déficit.

Esta evaluación de la coyuntura económica no ha sufrido cambios considerables en las últimas reuniones, pero la ausencia de una discusión sobre la eventualidad de hacer una pausa en los incrementos de la tasa de interés, nos hace concluir que el Emisor no está convencido de la conveniencia de terminar con el proceso de endurecimiento de la política monetaria en el corto plazo.

Adicionalmente, los datos de inflación todavía no favorecerán una eventual pausa, pues creemos que seguirá mostrando una tendencia alcista en lo que queda del trimestre. Seguimos esperando que la inflación llegue a un máximo de 8,5%-8,6% en junio.

Por un lado, la inflación anual de abril no fue positiva a pesar de que bajó por primera vez en 10 meses, pasando de 8% en marzo a 7,9%. La inflación anual de los bienes y servicios regulados fue la responsable exclusiva de la corrección de la inflación en abril, impulsada por una fuerte caída de una sola vez en los precios de la energía eléctrica, mientras que la del resto de grupos (alimentos, transables y no transables) continuó aumentando.

La reducción del consumo de energía, gracias a la cual no hubo necesidad de un racionamiento eléctrico a nivel nacional, y la implementación de la resolución de tarifas diferenciales de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), influenciaron la reducción de los precios de la energía el mes pasado. Su caída mensual fue de 5,7%, lo cual contribuyó a restar 0,21 puntos al cambio de la inflación anual entre marzo y abril. Es decir, si las tarifas de energía eléctrica no hubieran caído en el mes como consecuencia de la resolución de la Creg, la inflación anual en abril hubiera aumentado a 8,14% en vez de haber bajado.

La resolución en cuestión definió un esquema de tarifas diferenciales para promover el ahorro voluntario de energía. De esta forma, el ahorro que se logró resultó en una reducción de la tarifa del cobro de energía. Esta reducción se dio principalmente en Bogotá, que es la ciudad que más pesa dentro del Índice de Precios al Consumidor (IPC), y abarcó también datos de marzo. En el resto de ciudades no se presentaron reducciones en las tarifas, y según nuestras conversaciones con el Dane, la razón de ello fue que las empresas prestadoras del servicio en las regiones todavía no habían implementado la resolución en su facturación. Por lo anterior creemos que en mayo podría presentarse una nueva caída, pero significativamente menor que la de abril. En resumen, es claro que estos descensos puntuales no son el comienzo de una tendencia bajista sostenida en la inflación de la energía eléctrica.

Por otro lado, hay que recordar que en mayo y junio, la base estadística de comparación de un año atrás para la inflación de alimentos es considerablemente desfavorable. Por ejemplo, la inflación mensual de los alimentos en mayo y junio de 2015 fue -0,28% y -0,21%, respectivamente, así que para que la inflación anual de estos bienes descienda en los siguientes dos meses se requerirían caídas mensuales de precios superiores a las de esos mismos meses del año pasado. Es poco probable que se comiencen a observar descensos tan pronto, especialmente considerando que se han presentado aumentos mensuales superiores a 1% en cada uno de los últimos 8 meses (con excepción del 0,97% en noviembre) y que el Fenómeno de ‘El Niño’ aún no se ha disipado del todo. Por esta razón, esperamos una nueva escalada de la inflación anual de estos bienes, que contribuirá a empujar la inflación total anual al alza.

Andrés Pardo Amézquita
Director Ejecutivo de Investigaciones Económicas de Corficolombiana

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado