Otros Columnistas
columnista

El 'valor' de los impuestos

En el imaginario colectivo, lo ideal para muchas personas sería un mundo en el que no se pagaran gravámenes.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
abril 08 de 2018
2018-04-08 05:17 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

¿Es posible mantener finanzas sanas y consolidar ciudades sostenibles sin ingresos? ¿Qué sería de Bogotá sin los contribuyentes que tiene? Las respuestas parecen obvias, pero exigen una conciencia a toda prueba, porque al final lo que está en juego es el futuro de todos. La ecuación es sencilla: mayores recursos, bien administrados, es igual a más inversiones para el beneficio común. Así funciona en cualquier parte del mundo y, en la práctica, así debe ser en todo grupo social.

En las ciudades, los impuestos que todos aportamos constituyen la principal fuente de ingreso y tienen una enorme relevancia no solo para el desarrollo de nuevos proyectos, sino para atender las necesidades de la gente en materia de salud, educación, transporte y bienestar, es decir, que se redistribuyen entre la misma población. Es tal la importancia de los tributos, que por estos días han tomado un papel protagónico, no solo por los vencimientos del predial en Bogotá, sino por el contexto político nacional, que los convierte en un atractivo para atraer a los votantes.

En el imaginario colectivo, lo ideal para muchas personas sería un mundo en el que no se pagaran gravámenes, donde disfrutar y usar las obras e infraestructura pública no requiriera ningún esfuerzo económico ni retribución para su financiación. Pero, ¿qué sería de las ciudades y los países sin este ingreso que beneficia a la comunidad? La historia universal confirma la importancia del recaudo tributario para las sociedades, desde tiempos inmemoriales, siempre ligado al progreso y desarrollo de las comunidades. La antigua Egipto ya cobraba impuestos 3.100 años antes de Cristo, ‘con todas las de la ley’, y España hacía lo propio con sus colonias desde su llegada al Nuevo Mundo.

La visión de construir sociedades equitativas y justas ha dado paso a una relación gana gana, en la cual los contribuyentes aportan para que las ciudades se desarrollen y, a su vez, generen beneficios y oportunidades para las personas que las habitan. Gracias a los tributos, es posible avanzar con mirada de largo plazo, hacia urbes más competitivas y sostenibles.

La nueva Bogotá tiene clara la importancia de los impuestos, reconoce y exalta la cultura tributaria de quienes aportan a la economía de la metrópoli, pero también se preocupa por generar nuevos mecanismos que faciliten el pago y alivien el bolsillo de los contribuyentes. Hoy, además del tradicional descuento de 10 por ciento por pronto pago en predial, es posible acceder a un 1 por ciento adicional por actualizar los datos, y, también, pagar en cuotas sin intereses. La actual administración está comprometida con el manejo transparente de los recursos, la inversión social y la ejecución de proyectos que permitan la transformación de la ciudad hacia una nueva Bogotá, con más espacios para el disfrute de la comunidad, escenarios deportivos, centros de atención en salud e infraestructura hospitalaria, nuevos y mejores colegios públicos, e infraestructura de calidad para el transporte público. Todo esto complementa la inversión en educación, salud e integración social para lograr una urbe incluyente, equitativa y con oportunidades para todos.

Beatriz E. Arbeláez M.
Secretaria de Hacienda de Bogotá

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado