Otros Columnistas
análisis / Felipe jaramillo 

Buen año para la Alianza del Pacífico

El bloque muestra señales de madurez, traducidas en nuevas posibilidades de crecimiento, opciones de trabajo conjunto y nuevos negocios.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
junio 19 de 2016
2016-06-19 11:24 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Caminar en grupo para llegar más lejos, trabajar en equipo para asegurar el éxito. Son varias las frases que pueden definir lo que significa la Alianza del Pacífico para Colombia, iniciativa de integración profunda, que a sus cuatro años despierta cada vez más interés internacional por su potencial comercial.

Es difícil de ignorar: representa un mercado de alrededor de 217 millones de personas; suma aproximadamente el 50 por ciento del comercio exterior de América Latina, y el 44 por ciento del total de flujos de Inversión Extranjera Directa de la región.

Por ello, celebramos el interés de Argentina y su reciente inclusión como país observador, así como la exención de visa a partir del primero de julio para todos los residentes permanentes de países de la Alianza para viajar a México.

Son resultados que se suman al Protocolo Adicional al Acuerdo Macro vigente a partir del primero de mayo, que, entre otros beneficios, liberó de aranceles el 92 por ciento de los productos y permitió la acumulación de origen para, incluso, exportar a terceros mercados estratégicos para Colombia con beneficios de los tratados de libre comercio como China, Japón, Singapur, Malasia y Australia.

Bien podría decirse que el 2016 es el año de la Alianza del Pacífico y por ello, las agencias de promoción (ProMéxico, el Consejo de Promoción Turística de México, PromPerú, ProChile, Turismo Chile y ProColombia) pusimos en marcha varias actividades comerciales que buscan motivar a que más empresas se animen a crecer en la internacionalización.

Tuvimos una nueva edición del Foro de Emprendimiento e Innovación LAB4+ y la tercera Macrorrueda de Negocios de Turismo en Perú. En este último encuentro se acordó trabajar para aumentar en 11 por ciento el turismo entre Perú, Chile, México y Colombia, y en 15 por ciento la llegada de viajeros procedentes de China.

Esta semana se realiza en Santiago de Chile la IV Macrorrueda de la Alianza del Pacífico, con alrededor de 400 empresas exportadoras, 100 de ellas colombianas, que durante dos días sostendrán cerca de cuatro mil citas de negocios con 200 compradores de Estados Unidos, Perú, México, Chile, Colombia, Corea del Sur, Japón y China.

Más allá de los resultados en sitio, estos encuentros son el escenario perfecto para identificar las posibilidades de encadenamientos productivos y de insertarnos en cadenas globales de valor, el mayor potencial de la Alianza, especialmente para las micro, pequeñas y medianas empresas.

Ya encontramos opciones para generar una cadena productiva de muebles RTA (listos para armar) en la cual Chile proveería la madera, mientras que Colombia los diseñaría, fabricaría y exportaría hacia Estados Unidos, con el que tenemos un Tratado de Libre Comercio.

Lo mismo haremos con la piña colombiana, que entra sin aranceles al país austral y que puede convertirse en insumo para las empresas chilenas productoras de jugos que exportan hacia China con beneficios arancelarios.

A su vez, se trabaja para crear una cadena de exportación de flores crisantemo. Colombia haría su aporte con la innovación, puesto que sería el proveedor de esquejes (tallos para sembrar) con una genética resistente a plagas, los cuales se exportarían hacia México para su cultivo y desde allí enviar la flor hacia Estados Unidos.

Otras oportunidades pueden darse con autopartes, frutas procesadas, envases y empaques y preparaciones alimenticias.

Respecto a la acumulación de origen, la industria de textiles y confecciones es una de las más beneficiadas porque ayudará a reducir los costos para las empresas que debían escoger sus proveedores y materiales según el mercado al que deseaban exportar para cumplir las reglas de origen.

Antes, si se quería exportar a Chile la prenda, debía incluir materiales chilenos, y ocurría lo mismo con los otros países. Con el Protocolo podrá ingresar a los cuatro países con insumos procedentes de uno, o los cuatro mercados.

Son herramientas que permitirán aumentar el comercio intrarregional, que, de hecho, ya viene creciendo. En cinco años, las exportaciones colombianas diferentes a los hidrocarburos y la minería a la Alianza Pacífico aumentaron 23 por ciento. Entre el 2010 y el 2015 pasaron de 1.830,6 millones de dólares a 2.251,6 millones en el 2015, de acuerdo con información del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con datos del Dane.

Junio termina con varias actividades que ratifican el compromiso de los gobiernos para seguir fortaleciendo el bloque comercial y la integración, entre ellas el primer Encuentro Ministerial y sus Estados Observadores, la tercera Cumbre Empresarial, la novena sesión del Consejo Empresarial y la onceava Cumbre Presidencial.

En definitiva es un buen año para la Alianza. El bloque muestra ya señales de madurez, que están traduciéndose en nuevas posibilidades de crecimiento, mayores opciones de trabajo conjunto y nuevos negocios para fortalecer la economía con más productividad y mejores empleos para el país.

Felipe Jaramillo
Presidente de ProColombia

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado