Otros Columnistas
columnista

El campo: clave para la paz

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
mayo 05 de 2016
2016-05-05 10:13 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La paz en Colombia no solo implicaría el fin de uno de los conflictos históricos más dolorosos del país, sino que, además, ofrecería la estabilidad política, social e institucional necesarias para afrontar los grandes retos de los próximos años, como son la erradicación de la pobreza, la reducción de las desigualdades o la mejora de los servicios públicos.

Pero para garantizar el éxito de los acuerdos de paz y del posconflicto venidero deberemos entender mejor todas las dimensiones de la realidad de las zonas rurales, que son justamente las áreas más golpeadas por los estragos del conflicto armado y, a la vez, las más rezagadas en términos de desarrollo –el 44,7 por ciento de los habitantes del campo son pobres, según el Índice de Pobreza Multidimensional.

Además de altos niveles de pobreza, la población rural tiende a sufrir la exclusión financiera en mayores proporciones que los residentes en zonas urbanas, y eso no deja de ser una forma de exclusión social. A esto se suma que la falta de recursos en las zonas rurales incrementa las brechas entre el campo y la ciudad y expone a los productores, especialmente a los pequeños y a los medianos, al rezago tecnológico y a un menor acceso al conocimiento.

Ante esta situación, las políticas públicas deberían enfocarse en fomentar las nuevas tecnologías en los ámbitos rurales, en aumentar la productividad y la eficiencia de la producción agropecuaria, y en lograr la financiación necesaria para el sector rural.

Por contribuir a la consecución de dichos objetivos, desde CAF –banco de desarrollo de América Latina–, estamos apoyando el fortalecimiento de una agenda integral para el desarrollo rural, centrada en la inclusión social, la sostenibilidad ambiental y la reducción de las brechas entre los ámbitos rurales y urbanos. Adicionalmente, a finales del 2016 publicaremos, junto con el Banco de la República, el libro El desarrollo equitativo, competitivo y sostenible del sector agropecuario en Colombia, que tiene el objetivo de facilitar la comprensión de los obstáculos estructurales para el progreso del sector rural, y en especial del agropecuario.

El desarrollo rural tiene también un papel fundamental para lograr la transformación productiva de Colombia, así como del resto de países de América Latina. Este cambio productivo consiste en ofrecer más valor a los productos que se exportan y en optimizar el uso de los recursos disponibles, algo esencial en el actual contexto de desaceleración económica.

La transformación productiva debe contribuir a que Colombia pueda competir con garantías con los productos fabricados en las economías más avanzadas –como China o Estados Unidos– y, con ello logre convertirse en un país de ingresos altos. Esta proyección difícilmente podrá concretarse en el corto plazo, pero para que ocurra en un futuro no tan lejano tenemos que ponernos manos a la obra.

En resumen, los acuerdos de paz tendrían un impacto directo en el crecimiento
económico de Colombia y, al mismo tiempo, representan una oportunidad inigualable para cerrar las brechas que existen entre las zonas rurales y las urbanas, y para iniciar una transformación productiva muy necesaria para el país.

Carolina España
Directora representante de CAF (banco de desarrollo de A. Latina) en Colombia

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado