Otros Columnistas
coyuntura

Cautela bancaria

Gestión de establecimientos de crédito se ha dificultado, pero ejerciendo un manejo conservador, entidades van a lograr mantener calidad en activos.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
abril 06 de 2016
2016-03-15 07:51 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Viene creciendo la incertidumbre respecto al desempeño futuro de la banca local, lo cual podría limitar aún más el crecimiento del PIB en el futuro cercano. Con esta inquietud en mente, analizamos algunos aspectos que podrían afectar la dinámica de los establecimientos de crédito.

De acuerdo con la encuesta de diciembre de Banco de la República sobre la situación del crédito doméstica, para el primer trimestre del 2016 la mayoría de los intermediarios esperaban mantener o endurecer sus exigencias de otorgamiento. Esta administración conservadora resulta en línea con el ciclo económico, pero mantiene a las entidades en una situación financiera favorable para apoyar el crecimiento económico mediante la expansión de la cartera de créditos una vez las condiciones económicas mejoren.

Los resultados de la banca en términos de calidad de la cartera durante 2015 fueron estables y saludables, con el indicador de cartera vencida sobre cartera bruta en 2,9%.

Sin embargo, se presentó un deterioro en la rentabilidad de la banca con el retorno sobre activos ubicándose en 1,9%, y el retorno sobre patrimonio en 13,9%. Los retornos hubieran sido menores sin el efecto de la aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera, pues de los 10,7 billones de utilidad, 3,2 billones corresponden a llevar al PyG mensual las ganancias originadas en entidades controladas, anteriormente registradas en el estado de resultados hasta el siguiente ejercicio, habiéndose aprobado los dividendos

Por otro lado, Bancolombia, Banco de Bogotá y Banco Davivienda, con el 46,6% del total de los activos de los establecimientos de crédito en Colombia, tienen una importante presencia en Centroamérica, región que tuvo un crecimiento de cartera del 11% real en 2015 frente al 8,8% de Colombia. De acuerdo con las proyecciones del FMI, el crecimiento del PIB centroamericano en 2015 fue de 3,9%, sobresaliente frente al pobre desempeño de Suramérica. Para 2016 se espera una leve mejora, y por consiguiente un mayor aporte a los resultados consolidados de los bancos colombianos. Sin embargo, el crecimiento de la cartera consolidado no será tan importante en caso de presentarse una revaluación en el peso colombiano para el cierre del año, debido a la dolarización de estas economías en mayor o menor medida.

Con respecto a la solvencia que se mantuvo por encima del 15% durante 2015, recordamos que, los bonos subordinados podían incluirse dentro del patrimonio técnico, pero con el Decreto 2392 de 2015 del Ministerio de Hacienda, éste dejar de ser el caso, y los instrumentos que pasarán a cumplir esta función serán híbridos (híbrido entre deuda y patrimonio), internacionalmente conocidos como ‘CoCos’ (bonos convertibles ante contingencias). Estos instrumentos deben tener la capacidad de absorber pérdidas, para mantener niveles de solvencia apropiados en las entidades del sistema financiero. Se constituye en un nuevo reto para los establecimientos de crédito en procura de mantener adecuados niveles de solvencia.

A diciembre de 2015, los establecimientos de crédito contaban con activos líquidos que en promedio superaban en 2,3 veces sus requerimientos de liquidez, aunque la administración de la liquidez ha venido dificultándose, recientemente por la adopción plena de la Cuenta Única Nacional (CUN). Los recursos públicos de liquidez que dejaron de estar disponibles en el sistema financiero se ubican en un rango entre 3,5 y 4 billones de pesos, una dificultad adicional en la medida en que se tiene que reemplazar dicha fuente de liquidez.

Mientras tanto, con la desaceleración en las captaciones superior a la que se presenta en las colocaciones, los establecimientos de crédito dependen más de la emisión de bonos, las operaciones del mercado monetario, y la venta de inversiones en títulos de deuda pública para su fondeo.

La fecha de vencimiento promedio ponderado de los bonos emitidos por los establecimientos de crédito es relativamente lejana (superior a 5 años, en promedio), constituyéndose en un fondeo estable. Las operaciones del mercado monetario, también muestran una dinámica positiva, facilitada por los mayores depósitos que la DTN mantiene en el banco central. Finalmente, está la liquidación de inversiones de renta fija que vienen realizando los establecimientos de crédito para fondear parte de la cartera.

En el caso de los bancos, su participación sobre el saldo de TES pasó de 21,8% al cierre de 2014 a 19,6% al cierre de 2015. Este proceso no puede mantenerse indefinidamente en la medida en que las inversiones en TES se requieren como colchón de liquidez.

En relación al informe final de la Comisión de Expertos para la Equidad y la Competitividad Tributaria, la renta presuntiva se eleva del 3% al 4% sobre el valor comercial de los patrimonios, extendiendo su aplicación a las acciones y participaciones en sociedades. Por consiguiente, la utilización de sociedades para la realización de operaciones económicas puede generar una cascada de presuntivas sobre el mismo patrimonio, resultando en un efecto adverso para la mayor parte del sistema financiero que funciona a partir de estructuras compuestas por varias sociedades.

La gestión de los establecimientos de crédito se ha dificultado, pero manteniendo un manejo conservador, las entidades van a lograr mantener la calidad en sus activos, junto con niveles de solvencia que les permitirá ser facilitadores de crecimiento una vez las condiciones económicas del país así lo permitan. Mientras tanto, el impulso contra-cíclico para el crecimiento de la economía (y la cartera), vendrá en alguna medida de la financiación de las obras viales de infraestructura 4G y de los programas gubernamentales de estímulo a la construcción de vivienda.

Andrés Duarte Pérez,
Corficolombiana

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado