Otros Columnistas
Coyuntura

Las lecciones de este año y lo que moverá el 2017

Para los próximos meses tendremos movidas políticas tan o más importantes que las vistas hasta ahora, que definirán el panorama.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
diciembre 15 de 2016
2016-12-15 08:19 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

El 2016 ha sido indiscutiblemente un año de sorpresas que han puesto a prueba los modelos económicos de todos los analistas y operadores del mercado financiero. Desde la votación positiva del ‘Brexit’ hasta la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, hubo eventos que dejan lecciones a todos.

La primera de esas sorpresas fue el petróleo. Claramente mostró debilidad a principios del año tocando mínimos por el exceso de oferta, pero ha logrado recuperarse a tal punto que pone a prueba la mayoría de estimaciones que se lanzaron en marzo pasado, cuando se proyectaba que difícilmente saldría del rango de los US$25 por barril.

Sin embargo, llegó a doblar ese precio en los meses siguientes, lo que les dio aire a países exportadores de crudo como Colombia, que vieron mejorar sus ingresos fiscales y dar un respiro presupuestal.

Esto nos ha llevado a hacer seguimiento estricto de eventos comunes como el reporte de inventarios en Estados Unidos, la producción de la Opep y hasta el efecto del clima en el transporte, la refinación y demanda de gasolina en el mundo.

De su parte, Colombia dio otra sorpresa electoral hace poco más de dos meses: por un leve margen perdió el ‘Sí’ en la votación para aprobar el acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc.

A pesar de tener el apoyo de todo el aparato estatal y de la gran mayoría de los medios de comunicación, la votación sorprendió incluso a los mismos promotores del ‘No’. Eso puso en stand by la ejecución de varios proyectos millonarios de inversión extranjera en zonas de posconflicto.

Por otro lado, la aprobación de la mayoría de la población del Reino Unido para salir de la Unión Europea (conocido como el ‘Brexit’) fue otro evento inesperado.

Tanto las encuestas como los analistas trataron de entender cómo podría pasar algo semejante. Se ha dicho por parte de expertos que se trató de una forma de alejarse del problema migratorio que está viviendo Europa por cuenta de la crisis humanitaria por los conflictos armados de Turquía y Siria -solo por mencionar los más cercanos-.

Esa decisión llevó al extremo pesimista a los mercados en los primeros dos días, reflejado con fuertes caídas en las bolsas mundiales. La libra esterlina desplomada y todos los analistas resaltando los efectos colaterales para el mundo.

Sin embargo, al tercer día inició la recuperación de las bolsas que hoy repuntan a máximos (en especial Estados Unidos) y las monedas se han estabilizado. En resumen, otra catástrofe que se evitó.

Hace poco más de un mes ocurrió otro evento poco esperado, la victoria de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos a pesar del apoyo hacia Hillary Clinton por parte de artistas y de los más grandes medios de comunicación, analistas y editorialistas, así como del propio presidente Barack Obama.

A pesar de eso, menos de la mitad de los ciudadanos estadounidenses le dio un golpe a las proyecciones y ni se diga a las encuestas.

Pero cuando todos los expertos pensaron que los mercados iban a acabar mal, –pues la misma noche en la que se iban conociendo los resultados, el peso mexicano se desplomaba más del 14% y el principal índice de la bolsa estadounidense, el Dow Jones, perdía más de 800 puntos–, todo volvió a la normalidad en menos de 12 horas. El verde reinó en las bolsas, las monedas se estabilizaron y el día terminó como si nada hubiese pasado.

En el caso del peso colombiano, sobre el que algunos analistas internacionales esperaban se trepara hasta $3.400 o incluso hasta $3.500, terminó cerrando la jornada apenas por encima de $3.000 mostrando además que es uno de los mejores mecanismos para absorber esos choques externos inesperados.

Los grandes responsables de que al cierre del año veamos posible un dólar cerrando por debajo de los $3.000 son los miembros de la Opep y también aquellos que no pertenecen a este cartel, los llamados No Opep, pues sorprendieron gratamente llegando a un acuerdo para reducir 1,7 millones de barriles diarios en promedio, lo que tiene al petróleo marcando precios que no veíamos desde mediados del 2015.

El piso del precio del barril lo puso indiscutiblemente la Opep, pero el techo de este lo pondrán los productores de Shale Oil en Estados Unidos, por lo que ahora toma aún más relevancia la actividad de taladros y plataformas en este país, sus inventarios, consumo en refinerías, entre otros datos de la industria a los cuales hacemos seguimiento juicioso.

Para el próximo año tendremos movidas políticas tan o más importantes que las vistas en 2016, pues vamos a estar a merced desde enero de los trinos de Donald Trump en su cuenta de Twitter, además del seguimiento al cumplimiento de los acuerdos de los países exportadores de petróleo, la reacción de los productores estadounidenses, la estabilidad económica y política del mundo con nuevos líderes en principales países desarrollados.

Ecuador tendrá elecciones en febrero y al ser un socio comercial y vecino fronterizo, toma relevancia para Colombia en particular.

Cruzando el Atlántico, en abril viviremos unas elecciones en Francia que podrían definir el futuro de la Unión Europea, así como el rumbo de las elecciones locales en septiembre en tierras alemanas y las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), que ahora estarán expuestas a constantes críticas desde la nueva cabeza de la Casa Blanca.

En Colombia tendremos a cargo un nuevo gerente en el Banco de la República en un momento en el que es clave que prime su independencia, cumplimiento de la meta de inflación y crecimiento, además de entrar a un año prelectoral y de cumplimiento del postconflicto del proceso de paz.

Camilo Silva Jaramillo
Socio fundador de Valora Inversiones

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado