Economía colaborativa, para usted y para mí Análisis | Opinión | Portafolio
Otros Columnistas
análisis

Economía colaborativa, para usted y para mí

El modelo económico colaborativo se empieza a analizar desde la academia en Colombia.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 28 de 2017
2017-09-28 09:33 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Quizá usted haya participado de algún tipo de colaboración entre un grupo de amigos cercanos a su círculo social. Posiblemente, prestó dinero, el carro o permitió que se alojaran por unos días en su casa. Remontándome a mi época de colegio, mis profesores compartían los gastos de movilidad cuando debían desplazarse desde una ciudad a otra: uno colocaba el vehículo a disposición y los demás apalancaban parte de los costos del viaje. Los mismos maestros, almorzaban diariamente en casa de Lupe, haciendo uso de sus conocimientos culinarios, el lugar de la cocina y el comedor de su casa. Así, Lupe compartía los gastos de alimentación familiar.

¿Qué pasa con los gastos compartidos, cuando uno o varios de los profesores dejan de utilizar el servicio de vehículo que puso a disposición el profesor?, y ¿qué sucederá con los de Lupe, cuando no lleguen sus comensales?, y más aún, ¿qué pueden hacer, el nuevo profesor del colegio o el recién trasladado empleado del banco local, que también necesitan desplazarse hacia esta ciudad y desconocen de los servicios de Lupe y el profesor, que además tienen cupos disponibles?

La actividad económica tradicional no alcanza a resolver el problema de estos particulares, porque está presente lo que los economistas definen como ‘información imperfecta’. Esto implica que la falta de información imposibilita la interacción eficiente entre oferentes y demandantes. Hoy, las maneras de compartir conservan su esencia y se adaptan a formas sofisticadas e inimaginables que, al igual que las tradicionales mencionadas, se abren y se ponen a disposición de una sociedad globalizada, empoderada e interconectada.

¿Tiene un computador subutilizado? Es posible compartir la memoria RAM de este, alguien en el mundo lo requiere. ¿Tiene una enfermedad y desea aportar a la investigación de la cura?, hágalo –la información es abierta para la investigación–, sea parte activa de su enfermedad. En esta materia, la ‘salud colaborativa’ es otro de los innovadores enfoques que trae el modelo, redefiniendo los actuales sistemas de salud, empoderando al paciente e interconectándolo con profesionales y prestadores de servicios para la generación de productos y servicios eficientes reduciendo los costos significativamente.

Alberto Aznar, autor del libro Economía colaborativa, alojamiento y transporte, indica que “este tipo de cooperación es algo connatural al ser humano, donde los particulares intercambian directamente bienes y servicios”. Menciona, además, que este ecosistema colaborativo se sustenta ante “el desarrollo de las Tics, la crisis económica y el contundente cambio cultural” de la humanidad. Por su parte, la Comisión Europea precisa que es “un modelo de negocio en el que se facilitan actividades mediante plataformas colaborativas que crean un mercado abierto para uso temporal de mercancías o servicios ofrecidos a menudo por particulares”. Particulares como usted o como yo, Lupe y el profesor, podemos acceder y utilizar las plataformas tecnológicas colaborativas desde una posición de consumidores u oferentes, o mejor llamados ‘prosumidores’.

Los gastos compartidos del profesor con su vehículo, Lupe con la distribución de los gastos de alimentación y el dilema del prestamista, se resuelven en un entorno colaborativo. Según Robin Chase, fundadora de Zipcar, una de las empresas tecnológicas más importantes que brinda servicios de transporte compartido, “todo lo que pueda convertirse en plataforma, se convertirá en plataforma” y afirma que la economía colaborativa permite “identificar los recursos subutilizados”, bien sea en empresa, gobierno o nuestro propio hogar. Una vez identificados, “generar valor agregado”, y finalmente “poner a disposición del mundo de manera abierta”. Así, cuando la información está disponible y al servicio de todos, la posibilidad de conectar al recién trasladado empleado del banco local con Lupe y el profesor dueño del vehículo, es posible.

El modelo económico colaborativo se empieza a analizar desde la academia en Colombia, para ello la Universidad Sergio Arboleda propicia los espacios para la discusión, el análisis e investigación sobre este importante tema, a través dos programas internacionales, uno en Miami y otro en Madrid, España. Asimismo, organiza el primer foro internacional de economía colaborativa ‘Retos y oportunidades de las plataformas digitales en Latinoamérica’, el cual se llevará a cabo el próximo 11 de octubre, y en el que se presentarán los resultados del informe realizado por la División de Competitividad, Tecnología e Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, a cargo de César Buenadicha, especialista líder del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin); Albert Cañigueral Bagó del Global Curator de la Economía Colaborativa de Barcelona; Daniel Gutiérrez, de Medellín y autor del libro Bitcoin en una servilleta, entre otros reconocidos expositores nacionales, actores en el desarrollo del ecosistema colaborativo en Colombia.

Carlos E. Meneses
Profesor, Escuela de Economía, U. Sergio Arboleda

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado