Otros Columnistas
Columnista

El nuevo rol del director financiero

En lugar de estar centrados en números, presupuestos e informes, los profesionales en las finanzas están adoptando un enfoque más amplio.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
agosto 01 de 2016
2016-08-01 08:46 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Si bien es considerado como el responsable de la contabilidad y los libros de la empresa, el rol del director financiero o CFO está evolucionado significativamente. En lugar de estar centrados en números, presupuestos e informes, los profesionales en las finanzas están adoptando un enfoque más amplio que cambia la forma como agregan valor a las compañías. Además de gestionar las finanzas, se espera cada vez más que el CFO de hoy ofrezca al gerente de la organización y a los directores orientación y asesoría en muchas otras áreas. Ahora, su labor es más similar al de un consultor estratégico. Por ejemplo, en las redes sociales, que van en constante evolución, se requiere cada vez más la asesoría del CFO. La manera en que una compañía es representada en redes como Facebook y Twitter puede tener un impacto directo en los planes de expansión, lanzamientos de productos y facturación, así como en las estrategias financieras.

La información derivada de otras áreas de la organización también puede ser utilizada por el CFO y el departamento financiero con el fin de obtener mayores conocimientos y ofrecer asesoría estratégica, mediante la unión de múltiples fuentes de información, es así como el director financiero puede sugerir oportunidades que antes podían pasar inadvertidas. Para que un director financiero pueda brindar tales beneficios a su empresa es fundamental la combinación y el análisis de grandes volúmenes de datos de varios orígenes, los cuales muchos serán obtenidos fuera de la empresa, y, si están en la nube, tendrán los más altos estándares de disponibilidad y seguridad.

Pero aquí no termina la historia, el financiero deberá pensar sobre los tipos de herramientas colaborativas que podrían implementarse para aumentar aún más la capacidad de derivar sugerencias y estrategias que agreguen valor a la organización. A menudo, las observaciones y experiencias del personal de diferentes departamentos pueden ayudar a identificar oportunidades de nuevos proyectos y emprendimientos, con lo que el CFO debe estar preparado para reaccionar y entregar soluciones que impulsen la transformación tecnológica de las empresas. Por ello, en un futuro cercano, es claro que los CFO tendrán un conjunto de destrezas mucho más amplias y profundas que antes. Esto podría cubrir áreas amplias como la seguridad en la red, servicio al cliente, logística y branding corporativo. Respaldado por un equipo especializado en el departamento financiero, su fuerte visión comercial y del negocio ofrecerá un valor a su firma, siendo un impulsor para el cumplimiento de las metas corporativas.

Además, el CFO deberá invertir más tiempo fuera de su área. Hoy, es importante mantener reuniones periódicas con otros departamentos de la empresa, interactuar entre ellos y proponer soluciones tecnológicas que generan agilidad empresarial. Ahora, la relación con el CEO cambiará. En lugar de ser una relación reactiva que implique la presentación de informes financieros, el CEO esperará un trabajo más proactivo, y para ello existirán herramientas que permitirán la toma de decisiones en tiempo real, basadas en datos y estadísticas generadas con tecnologías de vanguardia y analizadas en la nube.
Bajo estos escenarios, el CFO del futuro se enfrenta a un rol mucho más complejo y variado que nunca. Destrezas para el análisis de datos, enfoque consultivo y la capacidad de brindar conocimientos y recomendaciones comerciales serán la clave para su éxito profesional.

Luiz Meisler
Vicepresidente Ejecutivo de Oracle para Latinoamérica

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado