Otros Columnistas
Análisis

Empieza la temporada de Colombia en Francia

El programa incluye un concierto con la Orquesta Binacional integrada por jóvenes y un foro económico en el Ministerio de Economía.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
junio 21 de 2017
2017-06-21 09:02 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Mañana empieza la temporada de Colombia en Francia, la cual va desde julio hasta diciembre.

El período Colombia-Francia es parte de la estrategia de política exterior francesa llamada “temporadas cruzadas” en donde cada año Francia escoge a un país con el que quiere fortalecer sus relaciones bilaterales y lleva a sus principales ciudades una muestra educativa, comercial y cultural. El otro país, por su parte, tiene la oportunidad de hacer lo mismo en territorio francés.

Ahora, el turno es para Colombia, que tendrá la oportunidad para mostrarse en 19 ciudades francesas con 250 eventos previstos.

Entre los actos inaugurales se encuentra un concierto con la Orquesta Binacional integrada por jóvenes franceses y colombianos, un foro económico en el Ministerio de Economía, Finanzas e Industria de Francia con la presencia del presidente Juan Manuel Santos y una delegación de empresarios colombianos.

Dentro de los objetivos para Colombia con esta iniciativa se encuentra dar a conocer en Francia los avances en materia económica, educativa y de reconciliación que se han dado durante los últimos años, así como fortalecer los lazos y el intercambio entre los dos países.

Ante tan ambicioso programa, ambas naciones han venido trabajando desde hace varios años en la implementación de herramientas jurídicas concretas que puedan ser empleadas por los actores del comercio internacional para potenciar las relaciones bilaterales. Dos son los instrumentos jurídicos que los gobiernos francés y colombiano han elaborado con dicho fin.

El primero de ellos es el Acuerdo de Protección y Promoción Recíproca de Inversiones (Appri) suscrito en 2014, el cual establece las reglas de juego claras para los inversionistas franceses en Colombia y viceversa, consagrando un marco jurídico transparente, seguro y estable para el tratamiento de los capitales que se establezcan en cada uno de los países.

El Appri contiene reglas como la no discriminación entre inversionistas, la libertad en la transferencia de divisas para que los inversionistas puedan remitir sus utilidades, salvaguardando las potestades regulatorias de las respectivas bancas centrales, la prohibición de expropiación sin una compensación adecuada y efectiva, entre otras.

El acuerdo fue aprobado por el Congreso de la República el pasado 16 de junio, el cual deberá ser sancionado por el presidente Juan Manuel Santos para posteriormente ser revisado por la Corte Constitucional.

El segundo instrumento de cooperación, vital para el fortalecimiento de las relaciones económicas bilaterales, pero sobre todo para la seguridad jurídica, es el convenio para evitar la doble tributación y prevenir la evasión y la elusión fiscal, aplicable a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio.

Dentro de los objetivos de este convenio se encuentra la consagración de un marco moderno y seguro entre los dos países, permitiendo así tanto a las empresas como a los particulares no tener una doble carga fiscal sobre una misma renta. El convenio prevé la retención una retención del 10% para los intereses y regalías y del 5% al 15% para los dividendos.

El convenio reafirma el compromiso de los dos países para luchar contra el fraude y la evasión fiscal. Por otra parte, se consagra la figura de arbitraje en caso de desacuerdo entre los Estados.

Dicho convenio el cual fue suscrito en el año 2015 no se encuentra aún en vigor. Si bien en Francia una ley del 7 de octubre del 2016 lo aprobó, en Colombia no ha sido aprobado mediante una ley y por ende no ha sido objeto de revisión constitucional, careciendo por ende de aplicación.

Según Olivier Pradet, Director de Business France en Colombia “resulta benéfico para los dos países la suscripción del Acuerdo de Fomento y Protección Recíproco de Inversiones y del acuerdo para evitar la doble tributación en la medida que se están estrechando los lazos económicos entre las dos naciones, por lo que urge que este último sea aprobado rápidamente por el Congreso con el fin de generar un clima propicio para que empresarios colombianos busquen nuevos nichos de mercado en Francia y se afiance un clima de seguridad y confianza para las inversiones que provienen de Francia”.

Se espera que la temporada de Colombia en Francia sea un llamado para que las diversas herramientas jurídicas a favor de los empresarios franceses y colombianos puedan ser aprobadas por el Congreso y por ende se puedan emplear efectivamente, con el esperado crecimiento en las relaciones comerciales y el consecuente desarrollo económico de ambas partes.

Norma Caballero
Abogada

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado