Otros Columnistas
columnista

Incluir mujeres, incluir futuro

La promoción de la igualdad de género en el trabajo es un tema esencial para la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 29 de 2017
2017-01-29 03:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

“Los países que tienen más éxito son los que le dan más oportunidades a las niñas y a las mujeres”, sostuvo Barack Obama durante la inauguración de la ‘Iniciativa de los Jóvenes Líderes de las Américas’ (Ylai), celebrada en el marco del pasado foro de Apec, en Perú.
También la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en un discurso en la Universidad del Pacífico, en Lima, señaló que “el incremento de la inclusión financiera de la mujer es bueno para los hogares, las empresas y las economías”.

Si grandes líderes como Obama o Lagarde la tienen clara, ¿qué estamos esperando? Mucho se ha logrado y, afortunadamente, la situación de la mayoría de las mujeres es hoy mejor que hace 50 años. Sin embargo, los retos todavía son titánicos: la diferencia de salarios entre hombres y mujeres a nivel global hacen que estas trabajen, en promedio, 39 días gratis al año; su tasa de participación en la fuerza de trabajo es apenas del 50 por ciento frente el 77 por ciento de los hombres, y ellas siguen asumiendo la mayor carga de las tareas y el cuidado del hogar. Y en medio de todo, muchas mujeres son víctimas de violencia por motivos de género, tanto en sus hogares como en los lugares de trabajo, lo que puede afectar su productividad y estabilidad laboral, y dificulta sus posibilidades de romper el círculo de la violencia.

Un aspecto fundamental en el que podrían coincidir los líderes citados es la importancia de promover el empleo de calidad, el trabajo decente, especialmente para las mujeres. Para ello es necesario incidir en varios aspectos. Por un lado, la igualdad salarial debe dejar de ser un discurso para convertirse en una realidad. Igualmente, las pequeñas empresarias necesitan acceder a créditos y a servicios de desarrollo empresarial para poner en marcha sus emprendimientos. Por su parte, los consejos directivos de las grandes empresas deben mostrar una mayor apertura para la incorporación de mujeres.

La promoción de la igualdad de género en el trabajo es un tema esencial para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que apoya a los Estados en el cumplimiento de los diferentes convenios que abordan aspectos como la discriminación, la igualdad de remuneración, la protección de la maternidad y las medidas de conciliación trabajo-familia, el empleo decente para las trabajadoras domésticas, entre otros. Para ello, la acción coordinada de Estado, organizaciones sindicales y compañías es fundamental.

Según la OIT, si la participación de las mujeres en la economía fuera equiparable a la de los hombres, el PIB mundial aumentaría 26 por ciento en el 2025. Sin embargo, si seguimos a este ritmo, el Foro Económico Mundial asegura que tardaremos 170 años en alcanzar la plena igualdad entre ambos sexos. Realmente, ¿queremos esperar tanto tiempo?

Bárbara Ortiz
Coordinadora de Proyectos de la OIT para los Países Andinos

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado