Otros Columnistas
columnista

Integración financiera ‘posBrexit’

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
julio 12 de 2016
2016-07-12 08:56 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Hablar de integración en la Alianza del Pacífico después de que los británicos votaron por desintegrarse de la Unión Europea, y de que Trump se vanagloria de la muralla que piensa construir en la frontera con México, podría parecer un despropósito.

Sin embargo, no es así. El proceso europeo comenzó hace décadas, fue pensado por gente muy capaz, por lo que entender este traspié es importante para sacar las lecciones que corresponda. Es lo que tenemos que hacer en América Latina, si queremos que nuestro proceso no repita esos errores.

En el entendido que la Alianza del Pacífico no tiene como norte un proyecto político tan ambicioso, es decir, que nuestras aspiraciones de integración son menores a las europeas, hay lecciones que se pueden sacar en limpio.

Primero, es importante converger en materia tributaria. No me refiero a la política tributaria general de nuestros países, eso no lo han logrado los europeos aún, sino al tratamiento puntual de servicios financieros. Hoy, los enfoques de cada país sobre el tema tributario son disparatados. Hay que darles una lógica, que al menos los haga compatibles.

Segundo, hay que avanzar en homologación regulatoria. Este tema es de menor relevancia práctica que lo tributario, pero esencial para que el mercado integrado funcione para lo que fue creado: darle servicios financieros útiles a personas y empresas para que puedan desarrollar sus propios proyectos. Los europeos tienen mucho que enseñar, en términos de diálogo, conocimiento mutuo y competencia.

Tercero, tal como en la Europa poscaída del muro de Berlín, la gradual desaparición de algunos populismos latinoamericanos va a significar una demanda por participación en la Alianza del Pacífico. Ya lo estamos viendo con Argentina. Hay que tener cuidado.
Cuando más avanzó la Alianza fue antes de que se transformara en un tema político, gracias a Alan García. Hoy, se ha transformado en un tema político importante, y eso puede detener su avance si no adquiere prioridad. En el estado actual existe el riesgo de que la inclusión de más países haga más compleja las dos convergencias, salvo que las naciones más que buscar una convergencia multilateral simultánea, privilegien los acuerdos bilaterales cada vez que se pueda avanzar en uno. Parte de los problemas europeos fue el incremento de países poscaída del muro que hizo explotar la burocracia bruxelloise.

Cuarto, ‘Brexit’, Trump y Le Pen son señales potentes de que la globalización no está funcionando bien. En economía enseñamos sobre lo positivo de la apertura comercial y la integración. Sin embargo, desdeñamos mirar con detalle los costos de ajuste. Por ejemplo, en América Latina hay un problema incubándose con los derechos previsionales de los trabajadores migrantes. ¿Qué tiene que ver con integración financiera? Mucho. Es necesario facilitar la portabilidad del ahorro previsional entre países. Pero muchos migrantes no ahorran, sino que envían remesas a sus familias. Hay que lograr un acuerdo para que los trabajadores puedan tener acceso en condiciones razonables a los sistemas previsionales estatales, tanto para los migrantes que se establecen definitivamente en los países de destino, como los que decidan volver a casa. Una lección de los últimos sucesos internacionales es que no hay que olvidar el lado social de la integración. Si nos quedamos en lo financiero, mi apuesta es que nunca lograremos darle prioridad política integral a un proceso que nos fortalece.

Guillermo Larraín R.
Expresidente, Banco de Estado, Chile
glarrain@fen.uchile.cl

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado