Otros Columnistas
columnista

La lista Clinton

Es claro que la Lista Clinton es un documento que tiene su origen en regulaciones y decisiones de un gobierno extranjero.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 01 de 2017
2017-09-01 07:23 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La lista Clinton, llamada también Lista Ofac, es una orden ejecutiva emitida por el Gobierno de Estados Unidos, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, dependencia del Departamento del Tesoro, en la cual se incorporan países, personas naturales y jurídicas que han sido calificadas como terroristas, narcotraficantes, criminales y agentes involucrados en actividades relacionadas con la proliferación de armas de destrucción masiva. En tal sentido, Estados Unidos ha advertido a sus nacionales la prohibición de realizar cualquier tipo de negocio o contrato con las personas incluidas en la misma, so pena de incurrir en un delito.


La Lista Clinton fue creada el 21 de octubre de 1995 por la Orden Ejecutiva 12978, emitida por el presidente Bill Clinton, como parte de una serie de normas para tomar medidas en la guerra contra las drogas y el lavado de activos. Dicha Orden declaró, inicialmente, a los carteles de la droga en Colombia como una amenaza para la seguridad nacional y la economía de Estados Unidos. Posteriormente, incluyó a grupos armados ilegales dedicados al narcotráfico.

Las regulaciones de la Ofac se han venido ejecutando con más rigor a partir de los atentados del 11 de septiembre del 2001, requiriendo que todo individuo, organización o negocio obligado cumpla de manera estricta con la ley federal. Es así como la Oficina genera una lista de nombres e información que identifica a individuos, organizaciones y países, la cual se actualiza semanalmente, y toda institución financiera debe cruzarla, cada vez que se publique, con su base de datos de clientes antiguos y nuevos para obtener coincidencias potenciales. Cada transacción que involucre una persona o entidad que no sea cliente actual deber ser revisada, sino hay coincidencia se lleva a cabo la operación, al contrario, si se presenta, esta se confirma para verificar que sea real y así poder tomar acciones apropiadas para bloquear o rechazar la operación y efectuar el reporte a la Ofac, en los diez días hábiles siguientes.

Es claro que la Lista Clinton es un documento que tiene su origen en regulaciones y decisiones de un gobierno extranjero, y según lo manifestado por la Corte Constitucional colombiana, no tiene efectos vinculantes en nuestro país, correspondiendo a cada entidad evaluar el riesgo de la contratación con personas que se encuentren en dicha lista. No obstante, su consulta y aceptación se ha asimilado por la gran mayoría de países miembros de las Naciones Unidas.

Estas listas de control de personas especialmente designadas y de personas bloqueadas no son de obligatoria consulta en Colombia, sino que es potestativo de las entidades considerarla como un elemento adicional de control y prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo, en aras de velar por la seguridad, transparencia y confiabilidad en sus operaciones, Se constituyen, así, en un herramienta más, que junto a la consulta de las listas antiterroristas del Consejo de Seguridad de la ONU, las cuales son de imperativo cumplimiento, dados los acuerdos de cooperación internacional suscritos por nuestra nación, coadyuvan a fortalecer la confianza del público en el sector financiero y en el país.

José Alcibíades Guerra Parada
Economista

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado