Otros Columnistas
administración

La transformación productiva de pymes toma vuelo

Los resultados alcanzados por las pymes que participaron en RedES-CAR, generaron ahorros económicos proyectados por más de 5,98 millones de dólares.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
septiembre 08 de 2016
2016-09-08 12:03 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

A mediados de agosto, despegaron dos programas de transformación productiva de pequeñas y medianas empresas (pymes), liderados por la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes: la cuarta ronda del programa Red de Empresas Sostenibles-CAR (RedES-CAR), auspiciada por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR); y una primera iniciativa de la Cámara de Comercio de Cúcuta, con el apoyo de iNNpulsa, dirigida a escalar la productividad de empresas de la zona, golpeadas por el cierre de la frontera con Venezuela.

Del 2013 al 2015, más de 200 pymes, pertenecientes a 19 cadenas de suministro, participaron en las primeras tres rondas de RedES-CAR –por invitación de 19 grandes empresas o gremios ‘ancla’ a las que proveen insumos–. Los dos nuevos programas –en Cúcuta y Cundinamarca– apuntan a la transformación productiva de más de 70 nuevas pymes. Es más, RedES-CAR hará seguimiento a las 200 pymes para escalar su productividad.

Los dos nuevos programas RedES están dirigidos por un equipo de ocho profesores y profesionales, apoyados por el Centro de Estrategia y Competitividad de la Facultad. Uniandes también cuenta con facilitadores en centros de servicio, operados por la Universidad Javeriana, la Corporación Universitaria Minuto de Dios y la Universidad Piloto, quienes dirigen talleres de aprendizaje en la práctica y orientan a cada pyme a formular y ejecutar su propio proyecto de transformación productiva.

La transformación productiva se logra una vez que la pyme introduce innovaciones en sus procesos operativos y atiende la sostenibilidad social y ambiental. El modelo RedES fomenta estas prácticas al mejorar la competitividad, interviniendo factores como productividad, valor agregado, uso de nuevas tecnologías, capacitación del recurso humano, unión a cadenas de valor y capacidad de colaboración con otras empresas.

El modelo de gestión RedES ha sido probado en México en más de 6.000 empresas a partir de 2006, y en Colombia por 200 pymes entre el 2013 y el 2015. Apunta a generar capacidades y empoderar gerentes y operarios mediante el aprendizaje en la práctica, propiciar la colaboración entre empresas grandes y pymes proveedoras, e impulsar estrategias de cambio en producción más limpia: procesos operativos que reduzcan el consumo de agua, energía y materia prima, y generen menos desperdicios y emisiones nocivas.

Los resultados alcanzados por las pymes que participaron en RedES-CAR, generaron ahorros económicos proyectados por más de 5,98 millones de dólares, con un tiempo promedio de recuperación de la inversión de 14 meses. Esto les significó una mayor competitividad, al mejorar sus procesos y tecnologías, y expandir sus mercados y operaciones.

Las pyme de RedES-CAR también lograron beneficios ambientales: una reducción de consumo de agua de 931.170 m3/año, equivalentes al abastecimiento anual de más de 20.500 personas; residuos evitados semejantes a la basura que genera una población de 60.000 individuos al año, y ahorros en energía eléctrica equivalentes a la requerida por 3.700 hogares al año. Estos resultados ambientales benefician a la sociedad, en tanto contribuyen a conservar recursos naturales y velar por su disponibilidad a futuro.

La transformación productiva de las pymes es un imperativo, no solo en Colombia sino en América Latina. Su mercado es cada vez más competido, los consumidores son más exigentes y nuevas regulaciones las someten a una creciente normativa –como cumplir con nuevos requisitos de información financiera, estándares de calidad y origen de los insumos. En un mercado cada vez más global, estas fuerzas generan crecientes presiones sobre las empresas y las cadenas de valor a las que pertenecen, obligándolas a ser más eficientes y competitivas.

Las pymes no podrán lograr la plena transformación productiva hasta que no adquieran capacidad para generar innovaciones y asegurar su sostenibilidad. La falta de innovación ha sido calificada por un estudio del Banco Mundial como una “debilidad flagrante” de la empresa latinoamericana (Lederman, et al., 2014, p. 3).

RedES emplea una metodología sencilla, al alcance de compañías de todo tamaño. Antes
que intentar la transformación productiva de empresa a empresa, lo cual significaría el reclutamiento y desplazamiento de un ejército de consultores, se dirige a grupos de organizaciones que intercambian experiencias y aprenden unas de otras. Cada empresa traza y ejecuta su propio proyecto, presentándolo a las demás. Todas aprenden juntas a mejorar sus procesos productivos.

Las pymes que han participado en RedES-CAR producen tanto productos como servicios. Algunas suministran materia prima, como las fincas ganaderas que proveen leche a empresas procesadoras; otras producen insumos, como empaques, pegantes o sustancias químicas. Otras proveen servicios, como transporte, manejo de residuos, o alimentación; y hay también las que suministran productos finales, como flores, alimentos y cosméticos. La experiencia RedES demuestra que la transformación productiva está al alcance de todas las pymes.

Henry Gómez Samper
Profesor, Facultad de Administración y del Iesa.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado