Las niñas, con menor desempeño que los niños, Gloria Bernal | Opinión | Portafolio
Otros Columnistas
gloria bernal

Las niñas, con menor desempeño que los niños

Es indispensable emprender campañas para aprovechar su verdadero potencial, invitarlas a ignorar los estereotipos y mostrarles mujeres de éxito

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 06 de 2017
2017-01-06 01:23 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Cada año se repite la historia: en Colombia las niñas obtienen menores puntajes que los niños en áreas como matemáticas y ciencias, en las pruebas de Estado Saber 11 (antiguo Icfes) y en otras pruebas internacionales como Pisa y TIMSS.

Esta recurrente situación hace que en el presente se reduzcan las posibilidades para ellas, de acceder a las mejores universidades y programas del país; a carreras STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) y a diferentes becas o posibilidades de financiamiento ofrecidas por el Gobierno y las universidades.

Asimismo, según la Ocde, el menor rendimiento de las niñas está asociado con consecuencias indeseables en el largo plazo: mayores desigualdades de ingreso, menor desarrollo del mercado laboral nacional, y frenos en la competitividad, la innovación y el crecimiento económico del país.

En cifras, pese a que hay más niñas que niños en el sistema educativo, el número de niñas que alcanza puntajes altos es desproporcionalmente menor al de niños. Por ejemplo, en el año de lanzamiento del programa Ser Pilo Paga (2014) 56% de estudiantes con Sisben 1 y 2 que presentaron el Saber 11 eran niñas. Sin embargo, solo el 1,2% ellas, comparado con 1,7% de niños, lograron los puntajes exigidos por el Gobierno para obtener la beca.

Asimismo, para los años 2015 y 2016 el porcentaje de niñas elegidas para esta beca, comparado con los niños, es aún menor, pues entre mayor es el umbral exigido menor es el número de niñas que cumplen el requisito del puntaje. Y no es que la política sea discriminatoria, se trata de que a ellas les va peor.

Algunas explicaciones basadas en la biología dirían que es natural que a las niñas les vaya en promedio mal porque los hombres tienen genéticamente mejores habilidades cognitivas en matemáticas y ciencias, y que por tanto es imposible desaparecer la diferencia. Sin embargo, si este fuera el caso, entonces ¿cómo se explica que en algunas regiones de Colombia la diferencia en el desempeño escolar es cero?, ¿por qué en estratos más altos la proporción de niñas que alcanza puntajes altos es prácticamente igual al de niños?, ¿cómo justificar que en países con condiciones más igualitarias para las mujeres –como Finlandia, Islandia, Suecia y Noruega, la diferencia en matemáticas sea insignificante entre niños y niñas y significativamente a favor de las niñas en lectura?

Otra corriente en cambio, liderada por sociólogos y economistas, sostiene que las diferencias van más allá de la biología. La brecha está ampliamente asociada a aspectos culturales, al rol que desempeñan las mujeres en la sociedad y al contexto en el que crecen las pequeñas, y por eso es modificable desde casa.

Por lo tanto, para mejorar el desempeño de ellas, es indispensable emprender campañas que permitan aprovechar su verdadero potencial, invitarlas a ignorar los estereotipos que las subestiman, mostrarles casos de mujeres con posiciones de éxito con los que ellas sueñan, entre otras acciones que puedan ayudarles a adquirir seguridad.

No se trata de bajarles el umbral a las niñas, como algunos piden; se trata de ayudarlas pasar.

Gloria Bernal
Profesora Departamento de Economía Universidad Javeriana

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado