Las siete partidas de Trump, Luis Felipe Chávez | Opinión | Portafolio
Otros Columnistas
luis felipe chávez

Las siete partidas de Trump

Tal vez Trump leyó las 7 partidas de Alfonso, y ganó sus elecciones a punta de infundir un “temor”, la razón de que esté en la cumbre de la política.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 03 de 2017
2017-01-03 09:48 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

A mediados del siglo XIII, gobernó en Castilla el rey Alfonso X el ‘sabio’, llamado así por sus aportes a la cultura, astronomía, lenguas y ciencias jurídicas de la que hoy llamamos España.

Se le consideró el autor de la prosa castellana y aunque su entorno familiar estuvo lleno de pleitos y ambiciones por el poder medieval, aspiró a la corona imperial alemana, haciéndolo un ídolo admirado hoy en día por muchos historiadores.

Sus obras escritas fueron traducidas a muchos idiomas y son, hoy día, la base de tratados teóricos de arte y cultura, proclamaciones políticas, e inclusive origen de leyes y fueros de carácter jurídico-político para muchísimos países de habla hispana.

Una de sus obras más importantes fue el Código de Las Siete Partidas, escrita entre los años 1256 y 1265, en la que se recoge los rasgos más característicos del derecho romano para contextualizarlo a las tradiciones públicas del poder en la Castilla medieval. Fue en gran parte la incorporación a nuestras leyes de lo que actualmente conocemos como el derecho común en todo su esplendor.

Alfonso expresó y ordenó cómo debía ser el comportamiento entre el pueblo, el rey, la iglesia y la divinidad cristiandad, referenciada a la legitimación del poder. En este tratado habló de cómo el pueblo debía comportarse frente a su propio rey y de cómo el pueblo debía amar a su rey sobre todas las cosas, puesto que el monarca en sí era específicamente un representante de Dios en la tierra, así como sus coetáneos obispos y papas, a los cuales les tenía un gran respeto.

Sin embargo, una de las particularidades más importantes en la segunda partida, era que la redacción alfonsí hablaba sobre el temor y el miedo que el pueblo le debía tener al rey.

Muchos de los modernos analistas de discursos políticos, catalogan este como un capítulo “terrorífico”, en el que, con palabras melifluas, convenció a su pueblo de que por medio del temor al rey, duraría su mandato.

Así, obligó a su pueblo, a donar la mayoría de sus riquezas en honor a la corona, e inclusive –bajo sus palabras– a que en caso de que no se cumpliesen las obligaciones del pueblo, literalmente serían juzgados y en algunos casos, decapitados.

La ley XV de la segunda partida habla sobre el temor que el pueblo le debe tener al rey como un comportamiento normal para que él pueda ejecutar su mandato sin problema alguno.

Alfonso explicaba que los sabios antiguos hablaban del “temor” como un sentimiento igual al amor que alguien le tenía a otra persona, y que por esta misma razón el pueblo debía temerle al rey.

Según Alfonso, el temor es un miedo natural del ser humano y si se desobedece, su acto debe ser castigado severamente.

Tal vez Trump leyó las siete partidas de Alfonso, y ganó sus elecciones a punta de infundir un “temor”, que por muchos o por pocos, es la razón de que hoy día esté en la cumbre de la política estadounidense.

Historiador

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado