Otros Columnistas
coyuntura

Lo que está pasando en Bogotá

El acelerador seguirá a fondo en todos los frentes y lograremos una ciudad más igualitaria donde el interés general prime sobre el particular.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
abril 06 de 2017
2017-04-06 07:59 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

En Bogotá el alcalde Enrique Peñalosa está logrando que las cosas se hagan y que se hagan bien. El debate público en torno a la ciudad se ha limitado a unos pocos temas dejando de lado un amplio abanico de acciones en distintos frentes que le están cambiando para bien la vida a los bogotanos.

Recientemente el alcalde Peñalosa realizó su primer ejercicio de rendición de cuentas ante la ciudadanía con el que contó lo que está pasando en frentes clave como seguridad, servicios sociales y obras públicas.

Fue un espacio productivo y, sobre todo, la oportunidad de conocer realmente muchas de las acciones que están en marcha y que han quedado fuera de la lupa pública, por cuenta del inmediatismo, la inmensa frustración por el retroceso de la ciudad en los últimos dos lustros, y la crisis de confianza heredada de circunstancias como el carrusel de la contratación, el mal manejo de las basuras o el déficit de vivienda.

¿Qué está pasando en Bogotá?

En los primeros 15 meses, la gestión se ha enfocado en dos frentes: poner la casa en orden, y sentar las bases para la gran transformación de la ciudad. Esto es, planear, conseguir los recursos para financiar los proyectos que se desarrollarán en el resto del mandato y poner acelerador a varias obras de alta prioridad, pendientes e inconclusas de la anterior administración y que han sufrido atrasos sorprendentes.

Por mencionar solo algunos ejemplos: se han destrabado 23 obras de infraestructura que iban a media marcha por falta de financiación o de gestión. Puesto el acelerador, se logró la entrega de 9 obras, entre las que se encuentran el Terminal del Norte y, por fin, el intercambiador de la calle 94 (obra que se dilató por 8 años y cuyo costo se cuadruplicó).

Avanzan con rapidez, además, las obras del TransMicable, en Ciudad Bolívar, que conectará a 740.000 bogotanos al Portal del Tunal; el rescate de los 39.000 m2 de la nueva sede de la Policía (después de 4 prórrogas del contrato), y las intervenciones en los hospitales de El Tintal y de Kennedy.

En materia de movilidad, la crisis financiera y operativa del Sistema Integrado de Transporte Público (SIPT) ha puesto a prueba a la Administración que con las primeras medidas busca mejorar el servicio para un millón de usuarios: desde reorganizar el 60% de las rutas y aumentar frecuencias.

Además, se trabaja desde hace meses en el proyecto que llevará el Transmilenio por la carrera séptima, y en la extensión en de este modo de transporte.

Otro logro ha sido el reencuentro Nación-Distrito. En materia de movilidad, con la garantía de la Nación, se aseguraron los recursos para financiar el proyecto Metro (que por fin tiene empresa que lidere el proceso).

Con el liderazgo del Alcalde Peñalosa estamos trabajando con esa infraestructura institucional para la adquisición de los predios del viaducto y en la estructuración de la licitación para iniciar obra.

Con una intensa labor, esperamos para 2019 tener concluido, al menos, el 30% de la obra física del proyecto. De este reencuentro, también se derivan avances en materia de vivienda. Se destrabó la construcción de las primeras 16 mil viviendas tipo VIS, de un total de 80 mil en el cuatrienio.

En el frente de salud, Bogotá emprendió una reforma apremiante, engavetada por 20 años, acorde con las directrices que en política pública ha impartido recientemente el Ministerio de Salud a los entes territoriales y que, en la práctica, cerrará espacios a prácticas corruptas.

¿El resultado? Ampliar cobertura, mejorar calidad, el servicio y eficiencia, y reducir filas y tiempos de citas con especialistas para los usuarios. La congestión en urgencias (hacinamiento) se ha reducido gracias a la entrada en funcionamiento de 10 de los 40 centros de atención prioritaria en salud (CAPS).

Y un hecho que pasa desapercibido para el ciudadano, se cerró el año 2016 sin deudas vencidas con empleados y proveedores, así debería ser siempre, pero en el desorden administrativo que enfrentaba el sector, cumplir las obligaciones de ley resulta una noticia muy positiva

En materia de seguridad, se creó la respectiva Secretaría que lideró el desmantelamiento del Bronx y cuyas acciones, de la mano de las autoridades, ya arrojan resultados en la reducción de índices de criminalidad, especialmente en cuanto a delitos de alto impacto como los homicidios y el hurto de celulares, que han disminuido en 6% y 19,6%, respectivamente. Pero necesitamos redoblar esfuerzos para que los ciudadanos cada vez sientan que su entorno es más seguro.

¿Qué está pasando en Bogotá? Lo que está pasando es que el acelerador seguirá a fondo en todos los frentes y lograremos una ciudad más igualitaria, que en su diseño urbanístico y en los modelos de prestación de servicios y bienes públicos sea reflejo del principio constitucional de igualdad de todos antes la ley, donde el interés general prime sobre el particular, una Bogotá Mejor para Todos.

Eso y mucho más es lo que realmente está pasando en Bogotá.

Raúl Buitrago Arias
secretario General Alcaldía Mayor de Bogotá

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado