Otros Columnistas
columnista

Los nuevos hábitos de los televidentes

Es cuestión de tiempo antes de que los televidentes comiencen a explorar otras alternativas de consumo.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
octubre 06 de 2016
2016-10-06 09:49 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Hasta hace relativamente poco tiempo, los jóvenes que se mudaban a un apartamento por su cuenta soñaban con tener un televisor y una subscripción por cable. Esto era visto como un logro, un símbolo de madurez; un servicio que afirmaba oficialmente su calidad independiente. Esta idea, que para muchos de nosotros fue una realidad, no es prioridad para las nuevas generaciones. Hoy, es más importante tener internet de alta velocidad para conectarse a redes sociales, descargar películas o pedir domicilios en línea, que infinidad de canales de televisión.

El surgimiento de nuevas tecnologías genera otros comportamientos en los consumidores, y mi objetivo como analista de innovación en medios es intentar comprender y estudiar los nuevos hábitos de consumo, en el caso particular de la televisión y video. Luego de explorar varias tendencias mundiales, he visto que contamos con cuatro nuevas categorías de consumidor:

Cord nevers: esta categoría está compuesta por jóvenes que han crecido en un ambiente caracterizado por la presencia de internet. Su consumo de video se basa en dos principios: movilidad y contenido personalizado. No entienden los altos costos de subscripción ni le encuentran motivo a ver publicidad, pues no atribuyen valor suficiente a los formatos tradicionales de televisión.

Cord cutters: han crecido consumiendo televisión por cable, pero se han dado cuenta que no hay valor agragado en mantener su suscripción mensual. Ni el contenido ni el formato tradicional de ver televisión justifican el gasto, y aunque aprecian la publicidad ingeniosa, tienden a sentirse molestos con la pauta.

Cord shavers: su comportamiento es uno de lo más interesantes. No han podido abandonar su servicio de cable por completo. Usualmente, quieren acceder a un contenido que solo su compañía ofrece -deportes, Champions League, o una serie exclusiva, Game of Thrones-. Consumen televisión usando dispositivos móviles y/o computadores como segunda pantalla, ya que tienen la posibilidad de evitar publicidad.

Cord lovers: son las personas que jamás, o rara vez han usado los servicios digitales de televisión. Para ellos, el contenido de televisión se limita a unos cuantos programas. Ven el noticiero todos los días a las 7, y saben que la novela viene después. Este grupo demográfico ha adoptado el uso de internet en etapas tardías de su vida.

Con la penetración y democratización de internet, las opciones de acceso a noticias y entretenimiento se han ido multiplicando, sin embargo, independiente de los nuevos formatos, los operadores tradicionales aún no dan por perdida su batalla. Si analizamos el panorama nacional, podemos concluir que la televisión todavía ocupa un lugar central en los hábitos de consumo. Según datos recientes de la ANTV, los cableoperadores han aumentado el número de suscriptores: 5’311.326 a mediados del 2016. La estrategia utilizada para alcanzar crecimiento se basa en dos principios: el primero es crear paquetes que vinculen el servicio de televisión a un tercero, como a uno de telefonía o banda ancha; y la segunda es intentar conseguir contenido exclusivo. Pero esta estrategia no será duradera.

Es cuestión de tiempo antes de que los televidentes comiencen a explorar otras alternativas de consumo, y una vez disfruten de los beneficios personalizados, no habrá vuelta atrás. Las empresas que no estén al tanto de este cambio inevitable, serán, al igual que el clásico televidente, un asunto del pasado.

Federico Rodríguez Tarditi
Innovación de medios
tarditi2001@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado