Otros Columnistas
columnista

‘Tanto monta’

En la historia, las decisiones de reyes y políticos han enmarcado un panorama de legitimación del poder, a veces, alejada de su propio fin.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
febrero 07 de 2018
2018-02-07 08:58 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

A propósito de la decisión que ha tomado el Banco de la República de bajar su tasa de interés en 25 puntos básicos y ubicarla en 4,50 sorpresivamente, y que según el jefe de la cartera de Hacienda “la información económica ha sido positiva y está en proceso de recuperación”, han salido a flote varias inquietudes sobre las últimas decisiones tomadas por el Banco.

De acuerdo la Constitución política de Colombia y la Ley 31 de 1992, la junta directiva del Emisor es la autoridad monetaria, cambiaria y crediticia que le compete tomar decisiones necesarias para regular la circulación monetaria y de liquidez del mercado financiero, decisiones que no siempre son aprobadas por otras estancias del Gobierno y del sector bancario. En la historia, las decisiones de reyes y políticos han enmarcado un panorama de legitimación del poder, a veces, alejada de su propio fin.

Los reyes católicos toman la ciudad de Granada en 1492. Comienza una era de apropiación de identidad de los palacios y casas reales. En los corredores, cuartos y techumbres cambian insignias árabes por las de sus escudos y símbolos de la Corona. En el Generalife, por ejemplo, se inserta en una pared el lema heráldico de Fernando de Aragón ‘Tanto monta’, una abreviación de ‘tanto monta cortar como desatar’ y que representaba la idea de conseguir algo como fuese, recordando aquella frase similar de ‘el fin justifica los medios’, que en algunos casos se atribuye a Maquiavelo y en otros a Napoleón Bonaparte.

La génesis de la utilización de la frase ‘tanto monta’, era posiblemente por una recomendación del académico y asesor del rey Elio Antonio Martínez de Cala. Este estudioso basaría su consejo en la historia mitológica del nudo gordiano, que relata el evento que en una población llamada Frigia, en la Turquía actual, se necesitaba elegir a un rey, a lo que el pueblo consultaría a sus sacerdotes. Estos indicarían que la persona que entrara en ese momento al recinto, sería el nuevo rey. El primero que lo hizo fue un viejo campesino llamado Gordias, dueño de una carreta y de pocos animales. Ya rey, fundaría su propia ciudad llamada Gordio, en la que, agradeciendo a los dioses su posición política, amarraría su carreta al templo de Zeus, indicando que quien desatara su nudo conquistaría Asia entera. Gordias, se aseguraría de que el nudo fuera lo suficientemente bien hecho para que nadie lo pudiera desatar. Más tarde, Alejandro Magno llegaría a la ciudad y enterándose del mito, sacaría su espada y cortaría el nudo de un solo tirón, diciendo “tanto monta como desatar”, aludiendo a que es lo mismo cortar que desatar. Actualmente, la frase ‘tanto monta’ se utiliza para hacer referencia a que en una decisión da igual lo uno que lo otro, siempre y cuando se consiga lo que se quiere.

Ahora, pensemos, ¿qué es lo que quiere el Banco de la República al bajar las tasas de interés? ¿Controlar la valorización cambiaria?, ¿promover el uso del crédito?, ¿liquidez financiera?

Ojalá, las decisiones del Emisor tengan un fin que justifique sus medios, ¿o no?

Luis F. Chávez Giraldo
Historiador

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado