Otros Columnistas
opinión

Mercado Presidencial con el IVA al 19%

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
enero 17 de 2017
2017-01-17 06:22 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Luego de las festividades, puente de reyes y media semana para pensar en el nombramiento de Óscar Naranjo como nuevo Vice; el Presidente y la señora de Santos, deciden ir a mercar para abastecer la nevera este último año y medio de “austeridad inteligente”.

-“Empecemos en orden mi Tuti. Vamos por la derecha y poco a poco por el camino llegamos al centro y luego salimos por la izquierda”, dice Juan Manuel en tono jocoso y pacifista tratando de abarcar toda la unidad nacional de los productos alimenticios. –JuanMa, ¿tú no cambias no?, le susurra doña María Clemencia, mientras compara los precios de las cajas de almendras.

-¡Esta vaina está carísima mi amor!- Acusa sorprendida mientras cae en cuenta que Óscar Naranjo en su hoja de vida tiene un premio como “mejor actor” en Protagonistas de Nuestra tele. “Yo pensé que María Ángela era la única con dotes histriónicos en el gabinete”, le dice sonriente mientras le acomoda la paloma en la solapa a Juan Manuel.

Santos estaba feliz, muy sonriente y creído desde aquel reconocimiento, regalando autógrafos sobre un muro de mármol que acababan de instalar unos deportistas olímpicos como cimiento de las hermosas casas otorgadas a las afueras del nuevo barrio Alfred Nobel, ubicado a unas cuantas cuadras del Palacio Presidencial.

Detrás de la pareja y como de costumbre estaba Roy. Él sin inmutarse por los precios, probaba sin parar las degustaciones que generosamente ofrecían unos inquietos asesores de la reforma tributaria disfrazados de balígrafos. De góndola en góndola Roy eufórico brincaba dejando una estela de inspiración a los dinámicos de la política cambiante, como el candidato Vargas Lleras, que con guante de boxeo en mano “molestaba” a sus cuates de la obra.

-¿Ahumada dónde anda?- Gritaba con jolgorio mientras agarraba a escondidas el maní que estaba disfrutando Luis Carlos Villegas, a quien minutos antes y casualmente lo encontraron repitiendo mercado. “Usted es un tipo fiel”- Afirmó Vargas con desparpajo; “vaya mijo y me ayuda con Claudia López y Benedetti que andan peleando por el único pantalón que queda en esta tienda”.

Con los ánimos ya calientes y con Uribe afuera perifoneando que se acabó la papa, María Clemencia decide escaparse con Juan Manuel por una especie de túnel de la línea, dibujado en el piso con los sacos amarillos que nuevamente volverá a usar rápidamente la hoy Ministra, ex fórmula vicepresidencial de Petro y casi candidata, Clara López. Ellos, con el paso firme del Nobel, logran camuflarse detrás de un dummy de Juan Carlos Lacompte que intentaba vender Yolanda Pulecio.

-¡Presidente!, ¿Usted qué está haciendo aquí?- Preguntó sobresaltada doña Yolanda. La pareja presidencial de inmediato apresuró más su paso, mientras se quedaban atrás las interminables quejas de la señora Pulecio, quien momentos atrás estaba confundida por la interminable demanda del pez león, en promoción por estos días.

Ya con el carro lleno, y en la fila prioritaria que siempre dejan pasar a Villegas, algo así como un fast track, Juan Manuel recibe la noticia que somos más o menos “los sextos mejores alcaldes del mundo en temas de salud”. Doña María Clemencia entre dichosa por ver la cara de su esposo y avergonzada porque “se volaron” del presupuesto, deja las cosas en la caja y emprende su camino a disfrutar las naranjas de Anapoima.

Andrés F. Hoyos E.
Comunicador social y periodista
@donandreshoyos

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado