Otros Columnistas
coyuntura

Educación financiera, un paso para mejorar las finanzas personales

Gobiernos, organismos internacionales, bancos centrales y comerciales y otras entidades públicas y privadas explican la importancia del tema.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
abril 06 de 2016
2016-03-30 08:41 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La educación financiera está de moda. Gobiernos, organismos internacionales, bancos centrales, bancos comerciales y otras entidades del sector público y privado vienen explicando la importancia de este tema y promoviendo programas de capacitación, no solo para adultos y empresas, sino también para los niños y las familias en general.

Pero, ¿qué es educación financiera y por qué es tan importante? ¿Por qué la preocupación por estos programas?

Por la necesidad de tener un manejo adecuado de las finanzas personales y conseguir seguridad financiera; por la posibilidad de entender principios básicos de finanzas y conocer las características de productos y servicios de bancos, compañías de seguros, sociedades administradoras de fondos de pensiones y cesantía y otras entidades, que nos faciliten el acceso a ellos.

Además, desde un punto de vista más amplio, por la posibilidad de contribuir a la estabilidad financiera mediante decisiones informadas y responsables y porque en las sociedades modernas son cada vez mayores las exigencias de conocimiento en tecnología y seguridad en las transacciones.

De esta manera, se trata de un asunto de interés no solo personal, sino también de organizaciones, empresas, entidades y comunidad en general.

Para las organizaciones es importante contar con equipos de trabajo que entiendan la necesidad del buen manejo de las finanzas personales y que sean capaces de llevar un presupuesto mensual de ingresos y gastos. Grupos de trabajo que puedan analizar la información de productos y servicios de las entidades y que ahorren para atender sus necesidades cuando llegue la hora del retiro laboral.

Contar con equipos de colaboradores con buena reputación, que puedan concentrarse en sus actividades laborales y que tengan disposición para trabajar en equipo. Por esta razón, es importante que las organizaciones impulsen programas de educación que atiendan esas necesidades.

Un curso de esta naturaleza debe comprender un marco general integrado en una perspectiva de ciclo de vida y planeación financiera, en el que se presenten los elementos conceptuales para la elaboración de un presupuesto general, estado de ingresos y egresos, balance general, obligaciones tributarias y revisar conceptos como los de ingreso disponible y nivel de endeudamiento y capitalización.

Debe incluir, asimismo, un módulo sobre matemáticas para finanzas personales y decisiones de ahorro e inversión, que les permita entender el valor del dinero en el tiempo y los cálculos de requisitos de monto, tasas de interés y tiempo para acumular una suma requerida de dinero, para cuando vaya a pensionarse, por ejemplo.

Además de estas herramientas contables y financieras, es necesario, asimismo, saber leer la información macroeconómica básica, como por ejemplo, implicaciones del aumento de la inflación, las tasas de interés y la devaluación del peso para las finanzas personales, interpretar un dato sobre crecimiento económico y comprender reportes sobre análisis técnico y fundamental de las acciones y otros activos en la bolsa de valores.

Pero quizá uno de los puntos más importantes en el tema de finanzas personales, es la observación de buenas prácticas de prudencia, gestión y seguridad, como entender que nadie puede vivir indefinidamente por encima de sus posibilidades, que importa también el balance (lo que se vaya construyendo a lo largo de la vida) y no solo el estado de ganancias y pérdidas (los ingresos y egresos en un período).

También, que es necesario cumplir con las obligaciones financieras y ahorrar, que la deuda bien manejada puede ser muy útil, pero que mal atendida es un desastre seguro, que hay que ahorrar para la pensión, que es conveniente tomar seguros, que hay que adoptar medidas de seguridad en la banca electrónica, que en lo posible deben tenerse activos productivos, que hay que cumplir con las obligaciones tributarias y conocer y aprovechar los beneficios que otorga la ley en esa materia, que es necesario conocer las características de los productos y servicios financieros que se adquieren con las entidades financieras, entre otros aspectos, como los de información para inversión y la aplicación y respeto de las condiciones contractuales.

La educación financiera debe acometerse desde la casa y debe involucrar a todos los miembros de la familia, incluidos los niños, quienes deben aprender a no desperdiciar, a cumplir sus deberes y obligaciones y a planear.

Es un tema intergeneracional, en el sentido de que las próximas generaciones de nuestras familias, y en general de nuestra sociedad, deben estar mejor que nosotros, no peor.

Finalmente, es preciso comprender que, pese a críticas justificadas que puedan existir, no podemos atender nuestros asuntos cotidianos sin las entidades financieras: las pensiones las tomamos con los fondos de pensiones o con Colpensiones; los seguros del carro, la casa y otros, con las compañías de seguros; las tarjetas de crédito, pago de impuestos, cuentas de nómina y otros productos y servicios, con los bancos y otras entidades de intermediación, por lo que se deben desarrollar buenas relaciones comerciales con estas entidades, sin renunciar a los derechos que nos otorga la ley y los contratos comerciales.

Es necesario, asimismo, tener un manejo seguro de la banca electrónica.
Si logramos diseñar y ejecutar un plan financiero equilibrado, seguramente contaremos con mejores condiciones para adquirir y conservar nuestra vivienda, tener un servicio adecuado de salud, acceder a educación de calidad, disfrutar de planes de recreación y turismo y construir condiciones dignas de retiro laboral y, por supuesto, a quienes les gusta y pueden hacerlo, destinar recursos a la inversión.

Eduardo Jara
Profesor universitario

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado