Otros Columnistas
coyuntura

Todos ponen y vigilan, la apuesta de la Superservicios

Se trata de repensar la necesidad de hallar soluciones a problemas estructurales, que permitan el cumplimiento de un servicio de calidad.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
junio 13 de 2016
2016-06-13 09:41 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios es una de las entidades que se encuentra trabajando activamente como parte de la estrategia que adelanta el Gobierno Nacional para hacerle frente a la problemática estructural del servicio de energía eléctrica en la región Caribe, que requiere de soluciones estructurales desde el ámbito económico, social, operacional, legal, regulatorio, etc. En el marco de dicha estrategia, la Superservicios ha focalizado su rol en ejercer la defensa al usuario por un servicio digno y en vigilar que la prestación del servicio se desarrolle en condiciones de calidad, continuidad y confiabilidad, acorde con lo exigido en la normatividad y la regulación.

Consciente de esta realidad y bajo el entendido de que para resolver esta problemática estructural se requiere de tiempo, inversiones billonarias y unos canales de atención al cliente oportunos, amigables y orientados a soluciones en primera instancia, sumado a una articulación interinstitucional, la Superintendencia viene adelantando una fortalecida agenda de seguimiento y vigilancia en aras de garantizar los derechos de los usuarios. Esta estrategia se ha venido estructurando en el desarrollo de las siguientes 7 acciones puntuales:

1. Hoy se cuenta con un diagnóstico claro sobre los niveles de calidad de la prestación del servicio en términos de su duración y continuidad, el cual ha llegado a la filigrana de conocer los índices de calidad por municipio, concluyéndose en términos generales que los departamentos con mayor discontinuidad son Córdoba, Magdalena y Sucre. Inclusive, a cuestionarnos que en la medida en que se requiere mejorar la calidad del servicio, para la región Caribe se debe ampliar el espectro de las inversiones definidas en el Plan 5 Caribe y no solo circunscribirlas al ámbito urbano sino, también, al rural, donde cada vez se concentra más la población desplazada.

2. También contamos con una rigurosa evaluación financiera de la empresa, en la que hemos venido haciendo seguimiento a su liquidez para cumplir con las obligaciones con generadores, transmisores, comercializadores y, sobre todo, con proveedores para la ejecución de los mantenimientos e inversiones. Es así como ha advertido que se requiere un ritmo de inversiones del orden de 20.000 millones de pesos mensuales para garantizar unas inversiones totales previstas en el Plan 5 Caribe de $240.000 millones. Pues a abril Electricaribe solo ha invertido 19.000 millones de pesos.

3. De cara a salvaguardar los derechos de los usuarios, ha visitado, en jornadas simultáneas de inspección, los 9 centros de atención al cliente ubicados en las capitales de departamento, donde evidenciamos que las condiciones logísticas y locativas son insuficientes para garantizar un servicio ágil, oportuno y de calidad.

4. Hemos instado a Electricaribe a que adopte un plan de choque específicamente para incrementar los mantenimientos previstos, incluyendo la disposición de todas las cuadrillas de atención de daños para atender las interrupciones continuas registradas en sectores tan vulnerables como Barranquilla, Soledad y los municipios de puerto Colombia y Malambo en el Atlántico. Por ejemplo, solicitamos actualizar los equipos y vehículos de las cuadrillas de mantenimientos logrando que Electricaribe, a partir del mes de mayo, les exija a sus contratistas tecnología de punta para hacer los mantenimientos.

5. Hemos impuesto un programa de gestión, instrumento que nos dio el Plan Nacional de Desarrollo de seguimiento y vigilancia, donde se obliga a Electricaribe a cumplir unas metas que conduzcan a mejorar la calidad del servicio, basados en la disminución de las pérdidas, gestión del recaudo, ejecución de inversiones en expansión, reposición y calidad y, sobre todo lograr una mejora en la percepción del usuario, a partir del fortalecimiento de los canales de atención al cliente y cuyo incumplimiento generara las sanciones correspondientes.

6. Se ha mantenido un permanente diálogo con las autoridades locales (Bolívar, Atlántico, Cesar) para socializar las condiciones de prestación del servicio de energía eléctrica e identificar soluciones de corto y mediano plazo que contribuyan a la calidad del servicio.

7. Se han organizado mesas de trabajo con la comunidad de los distintos departamentos de la región Caribe, en las que además de instruir y compartir a los usuarios sobre sus derechos y deberes, hemos instruido a Electricaribe en la adopción de soluciones inmediatas en materia de corrección de facturación, medición, mantenimientos e inversiones. Hoy día, en el corregimiento de Pontezuela en Bolívar, se han sustituido postes de madera por concreto, contribuyendo a la seguridad y bienestar de los usuarios. Nuestro único interés es que los usuarios reciban en la región Caribe un servicio de energía eléctrica con la calidad y continuidad que una región pujante y en desarrollo merece, para eso trabajamos y por ello no hemos escatimado ningún esfuerzo en gestionar lo que en el marco de nuestras funciones pueda llevarnos al cumplimiento de esa meta. Esta premisa nos obliga a repensar la necesidad de hallar soluciones a problemas estructurales, de manera articulada, que permitan el cumplimiento del fin último, que es un servicio de energía digna para el Caribe colombiano y seguimos adelante con las investigaciones por las diferentes causales que han venido afectando la prestación del servicio.

Patricia Duque Cruz,
Superintendente de Servicios Públicos.

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado