Otros Columnistas
jorge alonso ruiz

Ponencias financieras y Pagarés

"Así como cuando uno se endeuda a 10 años para la casita, a 6 meses para el mueble y a un mes para el par de guayos".

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
abril 06 de 2016
2016-03-10 07:38 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Ayer tuvimos un mercado financiero con bastante volumen en las diferentes ruedas de negociación de los diferentes sistemas.

Por ejemplo, en el Sen se movió la no despreciable suma de 2,2 billones de pesos colombianos.

Es menester declarar aquí de manera abierta y prístina que al decir billones me refiero a la versión, no sé si hispana pero fijo sí colombiana, que equivale a un millón de millones, y no a la estadounidense donde un billón son mil millones.

Negociándose la tasa fija de manera movida, con sus algarabías propias e inevitables, vi movimiento en unos títulos que han cogido bastante fuerza, bautizados con la fecha de mayo de 2022.

Este título fue uno de los tres protagonistas de la subasta que hubo ayer, en la que el gobierno obtuvo dinero emitiendo títulos o pagarés, los cuales fueron comprados por varias instituciones.

Como no es recomendable concentrar las deudas en una sola fecha, el gobierno sacó títulos a mayo de 2022, a agosto de 2026 y a septiembre de 2030. Así como cuando uno se endeuda a 10 años para la casita, a 6 meses para el mueble y a un mes para el par de guayos. Entonces de la primera referencia se captaron 109 mil millones al 8,15%, de la segunda 182 mil millones al 8,55% y de la tercera 259 mil millones al 8,93%.

Todo esto mientras el dólar, inevitable mencionarlo siempre pues es relevante su influencia, bajó de 3.190 a 3.185. Podemos decir que esto ocurrió ayer.

A veces es necesario impregnarse de niñez y aspectos pueriles frente a tantas cosas adultas y solemnidades que vemos tan a diario y de manera tan cercana. Perdón, voy a cambiar la frase más bien: No a veces, sino siempre es necesario impregnarse de niñez para sobrevivir. Les hablo de lo infantil, oh, tan necesario en esta vida.

Por eso voy a radicar un proyecto en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público para sazonar con color el mercado de los Tes; aquí va un ejemplo: los noviembres de 2018, para evitar su solemnidad y adultez, podrían llamarse los Rainbow Dash.

Los Mayos de 2022 podrían llamarse los Paris Hilton Passport. Los junios de 2016 podrían ser los Robecca Monster high. Los UVR de 2035 podrían ser los Equestria girls. Y así, de acuerdo a los juguetes que veo por ahí. A los julios de 2024 propongo llamarlos The Beatrix Girls: esta es la muñeca más divina que he visto, es toda rockera y morada. Voy a radicar mi ponencia con mi abogado y pensaré en más ideas hoy oyendo a Tame Impala en el Estéreo Picnic.

¡Buena suerte para hoy!
Jorge Alonso Ruiz

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado