Otros Columnistas
opinión

Resurgir a pesar de las injustas marcas

El próximo 24 de octubre se quiere impulsar una jornada denominada “Perdonar: la mejor inversión”, un encuentro alejado de cualquier tinte político.

Otros Columnistas
Opinión
POR:
Otros Columnistas
septiembre 19 de 2016
2016-09-19 09:21 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Al calor de las coyunturas sociales establecidas a partir de las agendas particulares de dos precursores del pulso político más importante de los últimos años, la realidad nacional continúa su curso con otras problemáticas igual de importantes, en las que se han establecido avances, pero aún se perciben fuertes vacíos legales a la hora de asumir posiciones responsables que se dediquen integralmente a combatir una de las prácticas delictivas más bajas y enfermizas de una sociedad hostigada y casi anesteciada por la capacidad humana para hacer daño: los quemados por ácido.

Feminicidio.net, una página web española dedicada a socializar “temas con perspectiva de género”, en 2011 situó a Colombia con el avergonzante “primer lugar de países en el mundo que sufren ataques con ácido a mujeres”. Según ellos, la proporción en el país es mayor si se tiene en cuenta que con sus 46 millones de habitantes, se registren 42 casos promedio al año; mientras que en Bangladesh, por ejemplo y para la misma fecha, se reportaron 84 casos con 167 millones de habitantes.

En 2013, aunque los casos registrados tuvieron una reducción de 7 ataques en promedio, la realidad es que nuestro país se encuentra en el ranking de las sociedades que más se exponen a estos actos despiadados, en las que sin importar la condición social o género, tanto hombres como mujeres, sufren las consecuencias de ataques con este arma, cuyo valor no supera los 10 mil pesos en cualquier parte.

Mujeres valientes, llenas de un espíritu inquebrantable, víctimas de estos ataques como Natalia Ponce de León, cuyo verdugo recientemente fue condenado a tan solo 21 años de prisión por este despiadado suceso, no son el único ni el que más huellas enfermizas ha dejado en el rostro y el cuerpo de muchas personas; cientos de ellas con accesos y condiciones muy limitados para poder incluso hacerle seguimiento a la denuncia interpuesta a su agresor.

Varios colombianos sin ser víctimas, se han solidarizado con esta situación particular y han querido ayudar en gran medida a que estos casos por lo menos los conozca la justicia y la misma sociedad, con el fin de que se ejerza un control riguroso y políticas firmes de condena de los atroces ataques, pero también se establezcan mecanismos y estrategias de comercialización libre de este producto letal.

La admirable Natalia Ponce, su Fundación, Líderes de opinión reconocidos, artistas, políticos, médicos, el Movimiento CINCO+, la Fundación Alexandra Rada, entre muchos otros colombianos que han emprendido ese camino de solidaridad

Con estas personas, han impulsado diferentes iniciativas desde sus oficios para que esta práctica sea penalizada con todo el rigor, pero además para que las víctimas puedan tener una oportunidad en igualdad de condiciones, seguir con su vida productiva y garantías de acuerdo con sus capacidades y no tristemente con las injustas marcas de sus agresores.

De cerca, he podido conocer esa realidad a través de la Fundación de Alexandra Rada, dedicada a darle herramientas laborales a estas mujeres que sin explotar su condición de víctimas, han encontrado con empuje, buen humor y templanza, los mecanismos para sacar a sus familias adelante a pesar de la adversidad, incluso al haber perdido 100% la vista por las quemaduras.

Estas mujeres, llenas de vitalidad, hermosas sonrisas, amor infinito por sus familias y ellas mismas, trabajan haciendo artesanías en un taller que decorosamente la Doctora Alexandra dispuso para que además de construir su futuro, compartan momentos dignificantes, tertulias alegres y experiencias de vida fundamentadas en un entorno positivo, alejado de las marcas que ya olvidadas, fortalecen el corazón con el símil de la gota de arena que talla y mortifica la ostra y ésta con su nácar y con el paso del tiempo, forja una exótica e inigualable perla.

El próximo lunes 24 de octubre estas mujeres quieren impulsar una jornada denominada “Perdonar: la mejor inversión”, un encuentro alejado de cualquier tinte político, que solo busca fundamentar su mensaje académico en el entorno de expertos capacitadores como Mario y Jaime Valdivieso, que hablarán sobre la necesidad del perdón como opción de vida, en uno de sus espacios más consultados en su trayectoria investigativa. El encuentro será en el Hotel NH Collection, a las 7:00 PM y los fondos que se recojan integralmente serán para las mujeres pertenecientes a la Fundación.

Celebramos que este tipo de iniciativas se acojan de la mejor manera y sobretodo que a partir de la situación particular, se fundamente un mensaje desde lo positivo y propositivo, pero ojalá y como reflexión particular, Colombia no tuviera que emprender más movimientos de apoyo por coyunturas sociales dolorosas y más bien, dedicáramos nuestro tiempo a construir una patria alejada de sucesos enfermizos, corrupción e inequidad en todos sus niveles.

Andrés F. Hoyos E.
Asesor de comunicaciones estratégicas
@donandreshoyos

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado