Raúl Escobar

El buen manejo de las finanzas personales

Raúl Escobar
POR:
Raúl Escobar
enero 10 de 2014
2014-01-10 01:08 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb7ec590a43.png

Compramos, lo que no necesitamos, con el dinero que no tenemos para impresionar al que no le importa.

En principio, ese comentario a algunos les causa risa, pero para otros son los síntomas de la forma como nos relacionamos con el dinero y el manejo que le damos a nuestras finanzas personales.

Llevar un estilo de vida desordenado en las finanzas nos hace perder la paz, no podemos conciliar el sueño, no hay sueldo que alcance para cumplir con los compromisos, las deudas nos agobian y los acreedores nos acosan, no tenemos capacidad de ahorros, trabajamos mucho, pero cada día vemos que no hay tiempo para disfrutar de la vida y poder darnos unas vacaciones merecidas, entre otros.

Si estas consideraciones le han inquietado y desea darle un giro al estilo de vida que lleva en la administración de sus finanzas personales, le presento las siguientes acciones, que si las incorpora en su diario vivir y se compromete a ejercitarlas, podrá tener una vida de abundancia y plena en compañía de los suyos:

* Haga un presupuesto de tres grandes categorías en las cuales va a gastar sus ingresos: en la primera debe asegurar los ingresos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas, es decir, lo vital para vivir: vivienda, vestido, comida. En la segunda, destine un presupuesto que cubra sus gustos –nos damos un gusto cuando queremos mejorar el estado de una necesidad, que si bien es cierto está satisfecha, queremos mejorarla, como comprar un carro.

En la tercera, tenga un presupuesto de deseos que le gustaría realizar, pero que por limitaciones de tiempo o dinero no le ha sido posible, como hacer un viaje o tener un activo que le produzca otros ingresos.

* Gaste solo el 80 por ciento de sus ingresos en sus necesidades o gustos, ahorre un 10 por ciento para atender gastos imprevistos u ocasionales, y el otro 10 por ciento, úselo en inversiones rentables.

* Conviértase en un canal de riqueza para compartir con otros actos generosos, ya sea con su tiempo, su talento o sus tesoros.

Active el poder de la generosidad, dar produce mucha satisfacción y alegría en el corazón.

* Lleve un control de sus gastos de acuerdo con su presupuesto mensual, para ajustarlos a lo previsto, e identifique esos gastos ocultos de los que no se da cuenta. En lo posible, guarde sus facturas o recibos para que pueda saber quién se queda con su dinero.

* Haga un plan para salir de las deudas de corto y largo plazo, ya sea mediante un acuerdo con sus acreedores o vendiendo activos que le den liquidez para que el ingreso le alcance.

* Procure comprar de contado o haga las provisiones, para darse ese gusto o deseo que tanto anhela. Use las tarjetas de crédito en casos excepcionales, ya sea para pagar un tiquete (a través de Internet son más económicos) o el hotel donde se va a hospedar.

Es recomendable cancelar estos gastos en una sola cuota.

* Busque otros ingresos diferentes a su salario. Utilice su talento para realizar otras actividades como: docencia, consultoría, investigación, el ofrecimiento de servicios, o la comercialización de un producto.

* Recuerde que hay cosas que deseamos, pero no necesitamos. Aprenda a administrar sus emociones antes de endeudarse.

Raúl Escobar

Asesor en administración de finanzas personales

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado