¿Podría acabarse la fiesta de las acciones?

De acuerdo con el FMI, los niveles de deuda de los países desarrollados del mundo son insostenibles.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 16 de 2011
2011-05-16 11:50 p.m.

 

Ya va a ser un año que el Dow Jones cayó casi 1.000 puntos por la crisis de deuda soberna en Grecia, y ahora nos enfrentamos a un tsunami más grande, la crisis de deuda soberana, pero de casi toda Europa, un precio del petróleo por las nubes, un récord en los déficits fiscales de algunas potencias del mundo, altos niveles de desempleo y un sector inmobiliario anémico.

A continuación comparto algunos de mis argumentos con el ánimo de fomentar el debate y la reflexión, para tratar de anticiparnos y no simplemente reaccionar torpemente:

Crisis de Deuda en Europa

Como mencioné antes, en mayo del 2010 enfrentamos la crisis de deuda de Grecia, pero ahora no es sólo ese país, Portugal e Irlanda, sino que hay que adicionarle España e Italia y aparentemente la población de Alemania y Francia se resisten a ayudar a otros países que han elevado sus estándares más allá de sus capacidades y tampoco se ven por ningún lado las medidas de austeridad de los países en problemas.

Precios altos del Petróleo

Como documenté en una de mis columnas anteriores, el economista David Rosenberg nos proporcionó recientemente una estadística que muestra que en los últimos 70 años, cuando el petróleo ha doblado su precio en un periodo de 2 años, Estado Unidos se ha ido a una recesión. Actualmente nos encontramos en la misma situación, con la diferencia que las economías están más frágiles por la crisis del 2008, de la que, en mi opinión no nos hemos levantado. Cuando ha pasado eso las acciones han caído en promedio el 40%.

Déficits fiscales en EE. UU. y Europa

De igual manera que hoy las familias gastan más de lo que generan de ingreso y mantienen sus altos estándares de vida con tarjetas de crédito, en estos momentos EE. UU. y Europa están experimentando niveles insostenibles. De acuerdo con el FMI, los niveles de deuda de los países más desarrollados del mundo son insostenibles y los riesgos de una crisis fiscal son altos, y si ya se dio cuenta el FMI, entonces la cosa es grave.

El ratio entre la deuda pública de los países desarrollados y el PIB excederá el 100% este año por primera vez desde la segunda guerra mundial, la deuda de los Estados Unidos aumentó 72% en los últimos 5 años mientras que la deuda de Japón es casi el doble del tamaño de su economía y Europa, como mencioné anteriormente, está obligada a crear paquetes de ayuda que garanticen la sostenibilidad de los países en problemas.

La situación es difícil: sin paquetes de ayuda la recuperación es complicada y, sin deuda, se comprometen dichos paquetes, así, es claro que estamos en la situación familiar en la que el cupo de crédito de la tarjeta no alcanza para pagar la cuota de la misma, pero sin esa tarjeta no tenemos cómo comprar el mercado.

Mercado inmobiliario aun anémico

La construcción de casas nuevas en Estados Unidos cayó en febrero al ritmo más lento de hace 50 años, Además, el alto desempleo, la escasez de crédito, el alto inventario inmobiliario y la burbuja aún expulsando aire son algunas de las razones por las cuales pasarán todavía varios años para empezar a ver incrementos de precios.

¿Se va a acabar la fiesta de las Acciones?

Tanto en Estados Unidos como en la mayoría de países desarrollados y emergentes, las acciones han subido de manera importante en los dos últimos años. En Estados Unidos: el mercado subió 100% desde su punto mínimo en el 2008, y el caso de Colombia, por otro lado, es muy parecido, de tal forma que es el momento de estar atentos a un potencial ciclo negativo. Observe cómo los activos se mueven en rebaño, más allá de de si es la empresa X o la empresa Y, es el conjunto el que se mueve.

Quizás es momentode quemarle más tiempo a establecer qué grupo tiene su turno para moverse y no qué oveja en particular va a correr más que las otras.

No soy amigo de la estrategia conocida como buy and hold, es decir, comprar y mantener a menos de que se haga con conocimiento de causa. En mi opinión muchos inversionistas que hacen esto, realmente lo que hacen es ‘comprar e ignorar’ y, si están de suerte, la sacan positiva

. Esta ceguera en los mercados ha hecho que muchos portafolios que se han logrado mantener a través del tiempo, salgan negativos o más o menos a los mismos niveles de entrada, y la razón es muy sencilla, es porque los mercados son cíclico.

Desde lo fundamental he escrito en este texto algunos de los argumentos que me hacen pensar que la fiesta de las acciones puede estar llegando a su fin. Por otro lado, claro está, existe mucha liquidez en el planeta por la inyección de recursos de los bancos centrales aplicando la receta de Keynes para superar la crisis, pero estamos en una situación donde, incluso con ese estado de liquidez, podríamos tener problemas.

En conclusión, mis recomendaciones son: aprenda a leer gráficos; manténgase informado; cuestione al asesor de inversiones que está pensando más en su comisión que en su portafolio; aún puede mantener acciones, pero prepárese para cuando llegue el ciclo negativo, ya sea cambiando de inversión, cubriéndose, haciendo operaciones en corto, diversificando, etc, pero no simplemente ignorando el ciclo negativo por venir y haciendo lo que hacen la mayoría de personas mal informadas que es aguantar y rezar, no le pida a Dios que le haga la tarea.

César Augusto Carrillo Vega

Gerente General UdeCapitales.com  

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado