Administración / Cuenta regresiva hacia el éxito

Cuando esté decidiendo la misión de su compañía, es mejor ser vago sobre el destino final, recordando que la travesía es el objetivo, y que sus metas cambiarán y crecerán.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
octubre 04 de 2013
2013-10-04 11:12 p.m.

En estas discusiones sobre los desafíos del emprendimiento, rara vez tengo la oportunidad de hablar sobre los momentos grandiosos en que los ve sus sueños volverse realidad.

Esas experiencias no ocurren, simplemente porque ¡no son problemas!

Pero esas historias son alentadoras, y por ello me gustaría compartir una que me hizo comprender que en Virgin realmente estamos a punto de aventurarnos al espacio.

Como muchas personas que crecieron en los años 60, este siempre fue uno de mis sueños, uno que nunca habría considerado posible.

El 25 de septiembre, Virgin Galactic organizó una reunión anual de clientes en el Puerto Aéreo y Espacial de Mojave en Arizona.

Durante los días previos a cuando podamos lanzar nuestros primeros viajes comerciales al espacio –esperamos lanzar nuestros primeros vuelos de turismo espacial el año próximo– estos encuentros ofrecen a las personas que ya han comprado boletos un vistazo tras bastidores de nuestras operaciones.

Esta resultó la mayor reunión jamás realizada de nuestros futuros astronautas, unas 300 personas.

Fuertes vientos en el desierto mantuvieron a nuestras naves espaciales en tierra ese día, así que no pudimos verlas en acción, pero las presentaciones fueron fascinantes.

Había pasado un año desde la última vez que estuve en la planta, de manera que disfruté los vídeos y explicaciones de las pruebas de cohetes, el simulador de vuelo y un recorrido por la fábrica.

Me aclararon de manera muy concreta que nuestro sueño colectivo de entrar en el espacio está ahora en la fase de cuenta regresiva.

¿Cómo llegamos a esta etapa y qué lecciones sobre emprendimiento podemos sacar de esas experiencias? En tales momentos, las cosas que realmente vuelven a una empresa diferente y especial toman el primer plano.

Mientras caminaba por los hangares, me asombró la pasión y visión compartida que une a todos en Virgin Galactic: los pilotos, los ingenieros y el equipo de relaciones con el cliente están trabajando duro y aman su trabajo.

Su cohesión y sentido del propósito serían un activo enorme para cualquier organización.

Lo que es realmente esencial es la misión de la compañía. Y Virgin Galactic tiene una ventaja aquí: Trabajar para hacer avanzar los viajes espaciales es innegablemente genial.

Sin embargo, no es ese aspecto de la compañía lo que entusiasma más a nuestro equipo, sino saber que tenemos la oportunidad de cambiar vidas para bien.

El turismo espacial es solo un aspecto de nuestra empresa; hemos estado desarrollando simultáneamente una tecnología de lanzamiento que tiene el potencial de manejar hasta 100 satélites por día.

Ese acceso rápido y fácil al espacio probablemente transformará a nuestra sociedad, proclamando el desarrollo de todo, desde estaciones de energía solar basadas en el espacio hasta minería de asteroides.

También significa que la misión de Virgin Galactic no estará completa cuando despeguen nuestros primeros vuelos de turismo espacial.

Nuestros sueños están evolucionando constantemente: Estamos considerando proyectos que incluyen construir hoteles en la Luna y crear la siguiente generación de aeronaves.

Aunque no todas las compañías pueden tener una misión tan fuera de este mundo como la de Virgin Galactic, la misión de su empresa debería entusiasmar e inspirar a sus empleados.

Recientemente me preguntaron, durante una sesión de preguntas y respuestas, cómo se asegura Virgin Group de que los empleados nuevos adopten nuestra visión y nuestros objetivos cuando se unen a nuestras compañías.

La verdad es que si usted tiene que hacer esto, entonces está librando una batalla perdida.

No debería contratar a personas con talento y luego intentar moldearlas para que encajen en su negocio: Ellas deberían comprender lo que usted está tratando de lograr y cómo está planeando llegar ahí, desde su primer día.

Si usted puede definir un objetivo que destaque entre los de sus competidores, tiene una mejor oportunidad de atraer a las personas mejores, más brillantes y más talentosas en la industria para que soliciten empleos en su negocio; y ellas serán clave para el éxito del mismo.

Aquí es donde las empresas incipientes tienen una ventaja sobre las grandes empresas establecidas: Simplemente sea claro sobre lo que propone y qué espera lograr, y haga correr la voz.

Si su misión destaca, tiene más probabilidad de poder contratar personas que comprendan y compartan su objetivo; encontrar gerentes y ejecutivos que sean buenos líderes y empleadores comprensivos; acordar juntos un conjunto básico de valores empresariales que toque una fibra sensible de todos en su equipo.

Cuando esté decidiendo la misión de su compañía, es mejor ser vago sobre el destino final, recordando que la travesía es el objetivo, y sus metas cambiarán y crecerán.

El camino quizá sea largo y lo ponga a prueba en ocasiones, pero unirá a su personal y atraerá a los clientes sobre la marcha.

El emprendimiento es una aventura, una que no debería perderse.

Richard Branson

Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin mobile y Virgin Active.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado