Análisis / ¿Quién se atrevería a nombrarlos?

Esta es una propuesta basada en cinco criterios: los mejores y más preparados para cada cartera, representación regional y no política, equidad de género y balance en la representación, gente probada en su campo o en la administración pública, y honestidad y hoja de vida limpia.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 17 de 2013
2013-09-17 03:06 a.m.

Es fundamental empezar a pensar en el posconflicto, y sobre todo en quienes deberían manejarlo.

Esta es una propuesta basada en cinco criterios: primero, los mejores y más preparados para cada cartera; segundo, representación regional y no política; tercero, equidad de género y balance en la representación; cuarto, gente probada en su campo o en la administración pública, y quinto, honestidad y hoja de vida limpia.

Así, ¿quién se atrevería a nombrar a este equipo?

Ministra del Interior: Clara López Obregón. Ha demostrado con creces su habilidad para manejar situaciones difíciles. Si alguna mujer ha logrado recientemente un gran respeto en el campo de la política es Clara; por eso debe ser la ministra de la política en el posconflicto.

Ministra de Relaciones Internacionales: A Martha Lucía Ramírez se le reconoce su dedicación al trabajo, su seriedad y experiencia en el manejo de lo público.

Su experiencia, muy dura, en el Ministerio de Defensa y su papel como embajadora en varios países garantizan su buen desempeño en esta cartera.

Ministro de Defensa: Óscar Naranjo. Nadie mejor que él para ocupar esa cartera, que será crítica en el posconflicto. No solo conoce de cerca el manejo del orden público, sino que se ha convertido en conferencista internacional sobre el tema de drogas. Tiene el respeto de todos los actores del proceso de paz.

Ministro de Hacienda: Salomón Kalmanovitz viene de regreso de la ortodoxia, es uno de los economistas colombianos que más conoce nuestra historia, y sus columnas demuestran claramente su conexión permanente con los problemas y posibles soluciones que requiere la economía del país.

Sería el primer Ministro de Hacienda costeño.

Director del Departamento Nacional de Planeación: Adolfo Meisel ha estudiado las regiones de Colombia, las valora, y nadie como él para manejar la complejidad regional que debe ser parte de la estrategia del posconflicto.

Como miembro de la junta del Banco de la República, conoce la economía y tiene una gran sensibilidad frente a la desigualdad. Otro costeño.

Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural: Francisco de Roux entiende, conoce y actúa en este complejo campo colombiano.

Su experiencia en el Magdalena Medio le da todos los créditos necesarios. Y si los jesuitas le dieron permiso a uno de ellos para ser Papa, no hay excusa para que no nos presten a este Francisco –Pacho para todo el mundo– para la tarea crítica de rescatar el campo y el campesinado colombiano, y llevarlos al siglo XXI. Cuota del Valle.

Ministra de Comercio Exterior: Pilar Esguerra. Economista brillante, exdirectora de Proexport en España. Su experiencia en la Federación de Cafeteros, Fedesarrollo y el Emisor la convierten en una candidata de primer orden para desarrollar con lujo esa cartera. Cuota bogotana.

Ministro de Justicia: Rodrigo Uprimny, es, sin duda, uno de los mejores defensores de derechos humanos del país y ha sufrido las consecuencias de ser un verdadero social demócrata.

De justicia, su institución, le ha dado todo el bagaje necesario para ocupar este despacho con lujo. Además, entiende la relación entre derecho y economía, algo nada fácil. Cuota de Bogotá.

Ministra de Medio Ambiente: June-Marie Mow. Su compromiso con su departamento, amplio conocimiento sobre temas ambientales, seriedad y experiencia nacional la convierten en excelente ministra para esta difícil y trascendental cartera.

Trabajó en el DNP en temas regionales. Cuota de San Andrés.

Ministra de Salud: Soraya Montoya, médica de profesión y con gran experiencia en el manejo de poblaciones vulnerables. No debe ser un impedimento que su esposo sea el gerente del Banco Central. Tiene, además, la ventaja de conocer muy bien el funcionamiento de la salud a nivel regional. Cuota paisa.

Ministro de Vivienda: Aurelio Suárez. Su conocimiento del país, de las regiones y sobre todo su incapacidad para no hacer populismo en este tema lo convierten en excelente candidato para esta cartera, a la que se le vendrán todos los problemas por repartir casas gratis ignorando variables claves como el entorno y la generación de empleo.

Ministra de Trabajo: Zulia Mena.

Se ha probado suficientemente en el sector público, y ahora como Alcaldesa de Quibdó es reconocida por su capacidad de convocar gente con experiencia para desarrollar su labor. Es transparente, eficiente y, además, una persona de muy buenas relaciones humanas. Cuota del Chocó.

Ministra de Transporte: Cecilia Álvarez-Correa. Se puso las botas, no se baja del blue jean y recorre el país. No come cuento, ya sabe lo necesario para no interrumpir el demorado proceso de hacer de la infraestructura no solo un motor de crecimiento, sino que estará preocupada porque estas inversiones generen equidad. La respetan en el gremio, algo muy difícil, especialmente para una mujer. Cuota costeña.

Ministro de Educación: Sergio Fajardo. Sin duda, uno de los colombianos más interesado y conocedor del tema, no solo a nivel nacional, sino regional. Su experiencia en Antioquia le da credenciales para saber qué se debe y se puede hacer en esta área y qué no. Por la importancia de la educación y su absurdo rezago, se necesita un presidenciable en este cargo. Cuota paisa.

Ministro de las TIC: Diego Molano. Excelente ministro que debe continuar su tarea. Es serio, muy eficiente y conoce el área perfectamente.

Además, sabe rodearse muy bien y ha convertido esa cartera en una de las más exitosas. Claro que le quedan tareas duras como la de los celulares, que cada día funcionan peor, pero ya lo sabe. Cuota de Boyacá.

Ministro de Cultura: León Tovar. Un galerista hecho a pulso que ha logrado con su conocimiento del arte destacarse en Nueva York. Conoce el tema en el país y participa regularmente en eventos de arte en Colombia y en EE. UU. Cuota bogotana

Y la pregunta pertinente: ¿se atreverían a aceptar?

Cecilia López Montaño

Exministra- Exsenadora

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado