Análisis/ Brecha digital e ignorancia informada | Opinión | Portafolio

Análisis/ Brecha digital e ignorancia informada

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
julio 26 de 2013
2013-07-26 03:33 a.m.

En mis últimas columnas he sostenido una sana controversia con las cifras oficiales de uso y apropiación de TIC, de las cuales discrepo porque pienso que nos quieren mostrar el vaso medio lleno. No obstante -a contrario sensu-, no soy enemigo de la administración Santos ni quiero contribuir con la virulenta campaña de oprobios que el chalán de El Ubérrimo ha emprendido contra nuestro Presidente. Lo del general Santoyo y el haber negado casi 48 horas a una sobrina narcotraficante me quitaron la venda acerca de quién es Uribe Vélez. Para quienes como yo no quisimos leer El Señor de las sombras, hace diez años, aquí lo pueden conseguir: http://bit.ly/JywKev

Mi posición es la preocupación que me da el asistir al advenimiento de una nueva sociedad, la de la información, y ver que no estamos preparados. Nuestras altas tasas de analfabetismo total, funcional y digital nos permiten afirmar que más allá de la brecha digital, que tanto preocupa al Mintic, está una enorme brecha cognitiva que significa la limitación creciente de una parte del alumnado de procesar y transformar la información. El peligro de la brecha cognitiva es que se vayan creando educativamente dos grupos sociales en su relación con las TIC: aquellos que solo saben comunicarse en la red (comunicar, jugar y divertirse) y los que, a lo anterior, suman la capacidad principal en nuestra sociedad, transformar la información en conocimiento. Como diría Yolanda Reyes, se está perpetuando la desigualdad y la segregación social.

¿Ser los décimos usuarios de Facebook en el mundo es una buena o mala noticia? Los heraldos de Diego Molano dirán que es un indicador de la rápida penetración de Internet, y el uso y apropiación de las TIC. El año pasado escribí que, según un estudio del Dane de 1997, el 88,46 por ciento de los jefes de hogar encuestados eran analfabetos, o no tenían la primaria o el bachillerato concluidos. Sí, el 88,46 por ciento (Busquen Misión Social DNP, con base en la Encuesta de Calidad de Vida del Dane, 2007). En resumen, son analfabetos funcionales.

¿Qué hace un padre con bajos niveles de escolaridad con sus hijos? Él cree que su responsabilidad reposa en satisfacer las necesidades primarias, y si hay oportunidad para estudiar, pues los envía a un colegio público. Comparte muy poco con sus hijos, y si lo hace es para jugar o enseñarle a beber, a temprana edad. ¿Cuándo comparte una lectura, si siempre llega cansado?

La experiencia nos ha demostrado que los bajísimos niveles de lectoescritura de nuestros alumnos están allí, en el origen familiar. Si en casa no se lee, es muy difícil que al niño le guste la lectura. Con un agravante: estamos permitiendo que niños y jóvenes con problemas de lectoescritura aprendan a manejar computadores, dándoles un pésimo uso a las herramientas de las TIC. Son los reyes del copy/paste, los mejores jugadores virtuales y los que más amigos tienen en Facebook, pero no saben hacer una presentación decente en Power Point.

Hace 5 años escribí: la pregunta en un evento de estos, y cuando estamos frente a una comunidad académica, es cuántos de ustedes pertenecen ya a una red académica, redes académicas que vienen desde los años 60 y que con las nuevas herramientas informáticas han mejorado su forma de interactuar y de compartir información. Pues sí, mis queridos amigos, las redes académicas fueron impulsadas de manera paralela al nacimiento de Arpanet por los primeros hackers de la historia, que no eran los bandidos que ustedes se imaginan, sino los primeros aventureros de la primera red de computadores creada por el hombre. Entonces, si las redes académicas existen desde los 60, ¿cómo es posible que no sepamos más de ellas o no pertenezcamos a una?

Internet no es solo el chat o la búsqueda de tareas -haciendo copy/paste-, música o amigos. Internet es una poderosa herramienta que ha permitido crear o consolidar un concepto pedagógico nuevo y una gran herramienta de investigación: el aprendizaje colaborativo y la denominada inteligencia colectiva. Ese tipo de conceptos y herramientas son las que están consolidando una nueva sociedad en el marco de la era de la información, la sociedad red, como la denominó el respetado teórico Manuel Castells.

Pero hay que agregar que esa denominada web 2.0 que está creando una revolución sin precedentes en la vida humana a pasos precipitados, nos permite convertir la red en nuestra sociedad. Como dice Manuel Castells, está apareciendo el concepto de sociedad red, una que está creando también una nueva forma de acumulación de conocimiento, y ya hay varios teóricos hablando de la llamada inteligencia colectiva.

La desigualdad social y segregación educativa están creando un nuevo grupo de marginados, los digitales, que son ignorantes informados, clasificados en las estadísticas oficiales como usuarios de Internet para alimentar el ego de nuestros dirigentes.

Nicola Stornelli García,  Gestor del Puerto Digital de Valledupar

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado