Análisis / ¡Irresponsables!

La información errónea, precipitada o simplemente basada en la ignorancia, puede causar pánico económico, generando injustificadas pérdidas a los inversionistas más débiles, quienes, asustados, podrían salir de sus papeles a cualquier precio a causa de la incertidumbre.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 26 de 2013
2013-05-26 10:28 p.m.

Algunos funcionarios públicos, algunos periodistas y algunos políticos opinan irresponsablemente acerca del mercado público de valores, de sus actores y acerca de lo que en este sucede, sin medir las consecuencias que los inversionistas puedan sufrir a causa de su irresponsabilidad.

No son conscientes de que la información errónea, precipitada o simplemente basada en la ignorancia, puede causar pánico económico, generando injustificadas pérdidas a los más débiles, quienes, asustados, podrían salir de sus inversiones a cualquier precio a causa de la incertidumbre.

Esa situación que posiblemente sería aprovechado por los más fuertes.

Es alarmante la levedad con que muchos opinan, y quisiera yo pensar que lo hacen más por tratar de parecer entendidos y preocupados que por generar traumatismos de los cuales ellos mismos podrían beneficiarse.

El caso más reciente es el del director de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF), Luis Edmundo Suárez, quien tras ser denunciado en el Congreso de la República por el representante Simón Gaviria por la ausencia de la entidad en la prevención de los posibles hechos de lavado de activos en InterBolsa y otras sociedades comisionistas, no encontró nada mejor que decir en su entrevista a El Tiempo, publicada el viernes 17 de mayo pasado, que: “En este momento hay un caso de lavado con una comisionista que esperamos que salga en julio. No es InterBolsa, eso sí; es muy grande y va a ser algo impresionante”.

¡Qué irresponsable este impresionante funcionario! ¿Qué estarán pensando todos los inversionistas de bolsa cuando un funcionario público de alto rango pone un manto de duda- sobre todo los intermediarios bursátiles- por una investigación sobre una comisionista?

Si eso no es lo más parecido a causar pánico económico, yo no sé qué será ¿Se derrumbarán los precios de los valores transados en bolsa si muchos salen a vender a precios de quema? Espero que no. Pero si no sucede, es por pura suerte.

Me pregunto si este funcionario hace esta declaración por lucirse ante los medios y sus superiores jerárquicos y que no entiendo en qué podría estar pensando.

También me pregunto dónde está la Procuraduría General de La Nación en este caso. Espero que esté investigando esta irresponsable actuación del director de la UIAF.

También me cuestiono dónde está Asobolsa, entidad gremial de las sociedades comisionistas de bolsa, que no debe aceptar que se enlode a todos sus agremiados por una investigación indeterminada.

Y es que la obligación de las sociedades comisionistas de bolsa es la de reportar todas las operaciones sospechosas de ser un acto de lavado de activos de sus clientes y no es la de ejercer de policía financiera. Ahora bien, si una o varias operaciones resultan ser sospechosas bajo los parámetros establecidos para ello, y no son reportadas por la sociedad comisionista a la UIAF, estaríamos, ahí sí, frente a un caso de complicidad en lavado de activos.

Pero como decía al comenzar este escrito, también desestabilizan el mercado de valores los comentarios irresponsables de otras personas que, por su importancia o su audiencia, dan noticias erróneas, falsas o malintencionadas. Debo citar tres de los más recientes.

En primer lugar, la del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, cuando anunció la fusión de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) con la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), lo que causó una fuerte desvalorización en el precio de la acción de la segunda por la desbandada de algunos inversionistas por el miedo a esa operación financiera y la posible pérdida en el valor de sus inversiones. Pero el doctor Petro -tranquilo- pienso que ni se dio cuenta de lo que generó. Y aquí también cabe preguntarse por qué la Procuraduría General de La Nación no le abrió una investigación disciplinaria.

También sucedió con los periodistas de CM& La Noticia, quienes de manera totalmente irresponsable se dedicaron a predecir el precio al cual se transaría la acción de Fabricato cuando se reanudaran las transacciones en bolsa de esta acción el primero de marzo pasado.

Ni los analistas especializados se atrevieron a hacer ese tipo de predicción, pero, los periodistas, tranquilos.

Y ¿quién regula a la prensa que con sus irresponsables e infundadas opiniones puede generar pánico entre los inversionistas? Parece que nadie los ronda.

Yo pienso que la Superintendencia Financiera debería tomar cartas en ese asunto y no limitarse a darles cursos de finanzas a los periodistas.

Por último, por ser más reciente aunque no menos importante, están las actuaciones del representante Simón Gaviria. Personalmente, pienso que está bien que haga las denuncias que deba hacer.

Al menos él ha incidido positivamente en que se agilicen las “exhaustivas investigaciones” del caso InterBolsa, y de paso le ha servido a él para mejorar la triste imagen que dejó cuando dijo que “leyó por encima” la conciliación de reforma a la Justicia antes de firmarla.

En el caso del doctor Gaviria debo llamar la atención acerca de las imprecisiones en sus denuncias, pues hace generalizaciones acerca de los comisionistas, al punto que cuando habla de once comisionistas envueltas en lavado de activos no se sabe si son once sociedades comisionistas, que serían la mayoría de ellas, o si habla de once personas comisionistas, que serían solo unos pocos. El efecto sobre el público inversionista sería diferente en cada caso. ¡Señores, por favor sean serios, no más irresponsabilidades!

Paul Weiss Salas

Experto en inversiones bursátiles

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado