Análisis/Los lunares del MinTIC y del MEN

Un gran lunar del MinTIC fue haber asignado las licencias de 4G, sin exigir que en los contratos quedara específico el término LTE, pues los operadores no están obligados a montar dicha red.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 04 de 2014
2014-07-04 03:18 a.m.

Después de las elecciones presidenciales, muchos periodistas, columnistas y analistas comienzan a hacer un balance de las ejecutorias de los diferentes ministros y gerentes de instituciones públicas. La labor de los académicos es oficiar de aves de mal agüero, que vemos el vaso medio vacío que los demás no ven por querer ver el vaso medio lleno. Recuerden que un pesimista es un optimista bien informado.

El primer gran lunar que comparten el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) y el MEN es no haber logrado trabajar juntos y ‘pisarse las mangueras’ en varios frentes. Es increíble que en el primer tiempo del presidente de la Fundación Buen Gobierno no se haya logrado revisar y arreglar esa duplicidad y usurpación de funciones que hay entre esos dos ministerios. Lo peor es, obviamente, lo de la duplicidad, por la pérdida de recursos que ello significa. Claro, también entiendo a la ministra María Fernanda Campo, y es que es muy difícil ponerse de acuerdo con alguien que sufre el síndrome de Adán, como el ministro Molano. Ojalá en el segundo tiempo que los colombianos –vote por él– le hemos dado a Santos, corrija esta situación.

Un gran lunar del MEN es no haber logrado sacar adelante la reforma a la educación. Bueno es decir que hoy hay más ilustración. Han corrido lluvias de tinta e información acerca de los por qués de nuestra baja calidad educativa y creo que vamos a ver a todos los colombianos unidos por la educación. Quiero recordar que es inexorable definir unos mejores parámetros de escogencia de los dignatarios al Consejo Superior Universitario (CSU) de las universidades públicas. Vale la pena preguntarle al gobernador Monsalvo, del Cesar, qué va a pasar con la Universidad Popular del Cesar (UPC).

Un derecho de petición del abogado Samuel Flórez, sacó al gobernador del Cesar tanto del CSU como de la UPC, en las que estaba irregularmente por un acto de politiquería de un CSU de hace algunos años atrás.

Desde la administración de Hernando Molina Araujo (a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César), se viene dando un enorme compromiso de la administración departamental del Cesar con la suerte del claustro universitario por antonomasia de la región.

La actual administración ha destinado más de 50.000 millones de pesos para la construcción de la sede regional Caribe Continental de la Universidad Nacional. Contar con un asiento en el CSU de la UPC daba prerrogativas y prebendas clientelistas. ¿El gobernador Monsalvo se va a preocupar más por el futuro de la sede de la Nacional? ¿Va a abandonar a la UPC? ¿Disminuirá el presupuesto de los auxilios departamentales de educación superior?

El otro lunar del Mintic y del MEN es no haberse puesto de acuerdo en el manejo de la repartición de tabletas, que aún permanecen guardadas en muchos colegios porque no tienen conectividad y los docentes no estaban y no están capacitados para utilizarlas como herramientas didácticas.

Un gran lunar del MinTIC fue haber asignado las licencias de 4G sin exigir que en los contratos quedara el término LTE. Los operadores no están obligados a montar dicha red. Pueden mejorar lo que tienen con HSPA+, que es aceptado como 4G por la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Han comenzado a instalar antenas de LTE porque los jugadores fuertes que hay saben que no pueden rezagarse. ¡En Corea del Sur ya están hablando de 5G y haciendo experimentos!

Pero el cráter, más que lunar, del MinTIC es haber permitido que pasara la capitalización a Coltel. Eso fue regalarle 3,5 billones de pesos a una empresa, Telefónica, que le ha incumplido, olímpicamente, al país. A dicha capitalización se opuso Aciem, órgano consultor de la Nación y en los debates en el Congreso de la República, donde con tanto denuedo el exministro Juan Carlos Echeverry defendió dicha capitalización, los senadores Robledo y Alexander López le mostraron el Acuerdo Marco de Inversión que reglamentó la compra del 50 por ciento, más una acción de Coltel por parte de Telefónica, y se demuestra que debían haber anexado el negocio de móviles en el primer año de la compra.

¿Por qué no oponerse cuando, usted, ministro Molano, acaba de llegar de trabajar muchos años con Telefónica, en la sede principal de España? Me da pena con usted, pero todo lo bueno que haya logrado como lo de la fibra óptica (así no haya acuerdos entre los operadores de telecomunicaciones y TV Azteca) y otras cosas, quedan en un segundo lugar, ante ese regalo que permitió que se le hiciera a sus antiguos patrones.

Por cierto, no aparece por ningún lado el pago de la Prima de Movilidad que Telefónica debía pagarle a la Nación por no cumplir con anexar el negocio de móviles en los primeros seis (6) meses de la compra de Coltel.

Nicola Stornelli García

Gestor del Puerto Digital de Valledupar y de Cesar Digital.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado