Análisis / Prospección sísmica

Fue hace unos 18 años que el país se planteó la discusión acerca de los posibles efectos de la prospección sísmica y cómo deberían adelantarse los trabajos para minimizar el impacto al medioambiente.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 14 de 2014
2014-05-14 02:13 a.m.

En ese entonces se conformó un equipo de trabajo multidisciplinario y conocedor del tema bajo la batuta del Ministerio del Medio Ambiente que produjo la Guía Básica Ambiental Para Programas de Exploración Sísmica Sísmica Terrestre (1997).

Contrario a lo que se ha afirmado, el documento es plenamente vigente e incluye las técnicas de sísmica 2D y 3D. Valga mencionar que el primer levantamiento 3D realizado en Colombia se llevó a cabo en 1981.

La Guía Ambiental se ha convertido en un referente y ha sido la base para el desarrollo de buenas prácticas y estándares de trabajo.

Estos mismos procedimientos de trabajo facilitan el análisis objetivo de las quejas y preocupaciones de las comunidades cuando hay desviaciones.

Con referencia a los impactos ambientales, existen numerosos estudios nacionales e internacionales donde se ha medido de manera directa el impacto de la actividad sísmica sobre los acuíferos y demás elementos hídricos sensibles. Los resultados confirman el bajo impacto de la actividad y en ninguno de ellos se han evidenciado efectos catastróficos como los que se han querido vender a través de los medios. Pero hay que seguir con la realización de estudios que ayuden a superar los mitos que se tejen sobre este método de prospección.

Jaime Checa Jiménez

Geofísico, presidente Asociación Colombiana

de Geólogos y Geofísicos del Petróleo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado