Análisis/Las regalías urgen ajustes

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 21 de 2014
2014-05-21 05:39 a.m.

Una de las principales reformas de la presente administración fue la del Sistema General de Regalías. En primer lugar, como la locomotora minero-energética seguiría creciendo y las regalías generadas con el sistema anterior se quedarían concentradas en las zonas productoras y muy poco se redistribuirían al resto del país se generaría una gran inequidad interregional. Como los recursos del subsuelo son de la nación, tiene sentido que las regalías se repartan por todo el país, apoyando a los municipios más pobres.

En el sistema anterior era inaceptable que se siguieran construyendo “elefantes blancos” como las piscinas de olas, y una parte importante de los recursos se perdiera en corrupción. Por eso, con la reforma se establecieron órganos con delegados del gobierno, las gobernaciones y las alcaldías que deciden sobre los proyectos a ser realizados.

Con la veeduría ciudadana y las reglas de decisión tripartitas se espera que los proyectos que se realicen sean los más pertinentes para apoyar el desarrollo regional.

Aunque es prematuro evaluar el impacto de la reforma en las regiones, es evidente que algo quedó mal diseñado.

La población y sus líderes tienen poca motivación para apoyar proyectos de hidrocarburos y minería. Si bien estos sectores generan empleo y estimulan el desarrollo, también es cierto que los daños ambientales y los cambios las condiciones del mercado laboral local generan rechazo en la población.

José Leibovich
Consultor

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado