Análisis / Visión de un nuevo orden mundial

La primera estrategia de cambio, luego de la Revolución Cultural China, comenzó con Deng Xiaoping, en 1978.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 16 de 2013
2013-05-16 02:06 a.m.

Años más tarde, en 1990, el Gobierno chino me invitó, en compañía de un grupo de empresarios, a conocer la nueva visión de China y a presentarnos algunos de los hitos significativos. Cuando llegamos a Shanghái, nos llevaron al emblemático Hotel de la Paz, monumento histórico en el Bun o malecón, ubicado en la ribera occidental del río HuangPu (Puxi). Desde este lugar nos mostraron la orilla oriental del río –que en esos momentos era un vasto terreno de tierra con algunas construcciones ribereñas, seguidas de un inmenso terreno agrícola– y nos contaron que en esa ribera (Pudong) se construiría la ciudad más moderna de Asia y el centro financiero de China. Lógicamente, sonreímos diplomáticamente y continuamos nuestro viaje.

A mi regreso a Colombia me reuní con autoridades públicas y privadas, y aunque traté de ser muy explícito y convincente, el sentimiento general era que todo lo referido no era más que un ‘cuento chino’. En los viajes siguientes vi con asombro cómo el cuento se convirtió en realidad, y hoy agradezco haber sido nombrado embajador en misión especial para representar a nuestro país en Expo Shanghái 2010, ya que pude ver la consolidación de la visión que nos habían presentado 20 años atrás.

La semana pasada, nuevamente fui testigo de un evento histórico en China, que reconoce los avances de esta potencia y la importancia para tenerla en cuenta en el nuevo orden mundial. Fui invitado a Beijing, a la Universidad de Tsinghua, por Stephen A. Schwarzman en el marco de la inauguración del ‘Schwarzman Scholars Program’. El programa, en el alma máter de Xi Jinping –presidente de China–, está inspirado en el ‘Rhodes Scholarship’ fundado en 1902 por Cecil Rhodes para que estudiantes hicieran su maestría en Oxford.

Schwarzman Scholars está orientado a manejar los retos del siglo XXl promoviendo la integración y el conocimiento entre los futuros líderes mundiales, y de esta forma propender por un mejor entendimiento internacional y, por ende, la paz entre las potencias mundiales.

El programa es una maestría de un año en Tsinghua University para 200 estudiantes cada año, con la visión de preparar, en medio siglo, 10.000 Schwarzman Scholars. El 45 por ciento será de EE. UU., el 20 por ciento chino y el 35 por ciento del resto del mundo.

“Mirando hacia el futuro, es crucial que el mundo occidental ahonde su entendimiento de China, y no solo de su economía y política, sino también de su historia, cultura y fuerza social”. Colin Powell.

Mi estimado amigo Stephen A. Schwarzman, chairman fundador y CEO de Blackstone, una de las firmas de inversión más grandes del mundo, con mas de $210 billones en activos bajo su administración y 730.000 empleos generados por las compañías en las que invierte, hizo una donación personal de cien millones de dólares, y se compromete a recaudar 200 millones de dólares adicionales para establecer el programa a perpetuidad. El Schwarzman College es el mayor esfuerzo filantrópico individual fondeado internacionalmente en la historia de la República Popular China.

La ceremonia de inauguración se realizó en el Palacio del Pueblo, con la presencia de grandes personalidades, muchos de los cuales forman parte de la junta asesora del Schwarzman Scholar Program, como Brian Mulroney, ex primer ministro de Canadá; Kevin Rudd, ex primer ministro de Australia; John Thorton Chairman, de Brookins Institute, e Iian Conn, managing director de BP plc. Igualmente, se contó con la presencia de representantes de Yale, Princeton, Harvard, Oxford, Stanford y American University. Finalmente, el discurso de Stephen A. Schwarzman fue respondido por Madam Liu Yandong, vicepremier de la República Popular China haciendo de este hecho el lanzamiento de una nueva relación internacional que creará el nuevo orden mundial del siglo XXI.

La inauguración del Schwarzman College trae a la memoria el viejo proverbio: ‘no hay ejército más poderoso que una idea cuando le ha llegado la hora’; pero aún más cuando la hora coincide con el cambio del Gobierno chino, en cabeza de un gran amigo de Colombia, el presidente Xi Jinping, quien en asocio con su primer ministro, Li Keqiang, es la inspiración y fuerza detrás de la segunda gran estrategia china, denominada el ‘Sueño chino’.

Scharzman Scholars será una semilla en el nuevo orden mundial, que, como lo definía Fritjof Capra, propenderá por pensamientos que evolucionarán de lo asertivo a lo integrativo, de lo reduccionista a lo holístico, del análisis a la síntesis, al igual que valores que evolucionarán de la expansión a la conservación, de la competencia a la cooperación y, en últimas, de la dominación a la asociación.

Gustavo Gaviria Ángel

Presidente JD Visión de Valores

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado