El Bric vs. el dólar

En los últimos tiempos China ha dejado claro no sólo que le incomoda que el 82% de sus reservas esté

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 22 de 2009
2009-05-22 07:37 a.m.

Todavía no se conocen todos los detalles de la visita de tres días que el presidente Luiz Inacio 'Lula' da Silva hizo esta semana a Beijing, pero discutir el remplazo del dólar como la divisa comercial utilizada entre ambos países estaba muy arriba en la agenda.

Antes de salir para China, 'Lula' dejó claras sus intenciones en una entrevista concedida a la revista Caijing, en la que sin 'pelos en la lengua?, como es su estilo, dijo que Brasil y China no necesitan al dólar. "Le voy a plantear al presidente Hu que establezcamos un comercio que se pague en nuestras propias monedas. Es una locura que el dólar sea la referencia y que se le dé a un único país el poder de imprimir esa divisa", disparó.

No es verdad. Brasil y China sí necesitan al dólar, pero la ayuda de su colega del Bric -el bloque que agrupa a Brasil, Rusia, India y China- no le viene nada mal al país asiático y a su ambición de posicionar al renminbi en la arena global.

En los últimos tiempos China ha dejado claro no sólo que le incomoda que el 82% de sus reservas estén en la moneda norteamericana, sino que aspira a que el yuan sea una divisa de reserva, ranking en el que hoy ocupa el quinto lugar detrás del dólar, el euro, la libra y el yen japonés.

Las apuestas están divididas. Hace poco el economista Nouriel Roubini escribió en una columna que sólo es cuestión de tiempo hasta que el yuan se convierta en moneda de reserva.

Casi al mismo tiempo, el Nobel de Economía Paul Krugman dijo que no espera ver el remplazo del dólar por el yuan en lo que le queda de vida.

Habrá que ver quién tiene razón, pero también es bueno recordar que muchas de las realidades económicas de hoy eran totalmente impensables hace una década.

Que Brasil quiera destronar al dólar no significa necesariamente que quiera coronar al yuan -tampoco podría, porque la moneda china no es convertible-, pero sí es un espaldarazo al argumento chino presentado antes de la Cumbre del G-20, de que los Derechos Especiales de Giro del FMI son mejores como divisa de reserva que el dólar.

Además de flotar la idea en un momento clave el mes pasado, China se ha dedicado a firmar acuerdos de intercambio cambiario con los bancos centrales de países en varios continentes entre ellos Argentina, Bielorrusia y Corea del Sur.

La importancia intrínseca de esos swaps' puede ser limitada, pero han tenido un impacto simbólico que no es despreciable para una nación que busca reconocimiento como protagonista del nuevo orden económico.

Es lo que pasaría seguramente, de concretarse el acuerdo China-Brasil sugerido por 'Lula'.

Saltarse al dólar en las transacciones comerciales puede ser difícil y hasta impracticable. Brasil y Argentina, por ejemplo, acordaron empezar a comerciar en pesos y en reales en septiembre pasado, pero siguen haciéndolo en dólares.

Por eso, lo importante por ahora es el símbolo y las señales que se mandan. El Bric está desafiando la supremacía del dólar y por ende la del país que lo emite. Es una lucha de fuerzas que sólo va a aumentar. 

adrilarotta@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado