Brújula/En agosto nos vemos

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 04 de 2014
2014-07-04 03:37 a.m.

La declaración dada por el Ministro de Hacienda, en el sentido de que la subasta en la que se pretende vender la participación accionaria que la Nación tiene en Isagen tendrá lugar en agosto, le pone fecha límite a un proceso que no ha estado exento de polémica. Si nada extraordinario ocurre, en cerca de seis semanas se habrá concretado la controvertida negociación.

Como bien se sabe, el propósito es enajenar el 57,6 por ciento de las acciones de la empresa generadora de energía por un valor superior a los 5 billones de pesos. Los fondos que se obtengan serán utilizados para apalancar la financiación del ambicioso programa de vías de cuarta generación, valorado en unos 50 billones de pesos.

No obstante, a pesar de las manifestaciones de interés hechas por diferentes firmas locales y extranjeras, aún no es claro quién entrará en la puja. Lo que sí se sabe es que, en el caso de los postulantes colombianos, las puertas se han cerrado casi del todo.

De tal manera, el Grupo Argos se abstuvo de participar, alegando que el precio base de la subasta era muy alto. Un argumento similar usó el consorcio integrado por EPM y la brasileña Cemig, que salió del juego hace pocos días. Por su parte, la Empresa de Energía de Bogotá tiene tantos obstáculos regulatorios ante sí que, muy seguramente, la obligan a pasar.

En consecuencia, es en un puñado de empresas de Estados Unidos, Europa y Asia, en las que descansa la viabilidad del negocio. Para los escépticos, el tema de la rentabilidad de la operación será el factor clave, aunque otros señalan que al tratarse de un activo clave en una economía emergente que va bien, el análisis será menos ácido.

Sea como sea, la hora definitiva se acerca. Y antes de septiembre se sabrá si Isagen cambia de manos o no.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado