Brújula/Un alivio en mayo

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 14 de 2014
2014-07-14 12:53 a.m.

La noticia según la cual las exportaciones colombianas tuvieron un respiro en mayo, tras una racha de varios meses de reducciones, es bienvenida. Sin embargo, el repunte del 2,9 por ciento en las ventas externas del país no cambia la tendencia general de declive en un sector en el cual se encienden múltiples luces de alerta.

Para comenzar, el acumulado del 2014 muestra todavía una declinación del 4,6 por ciento, al llegar a 23.291 millones de dólares, 1.125 millones menos que el año pasado, de acuerdo con el Dane. Ante ese comportamiento y la ausencia de cambios fundamentales en las cotizaciones de las materias primas o la situación de diversos mercados, es muy posible que el segundo semestre tenga una evolución similar.

Así se infiere de lo que ha pasado con los grandes capítulos exportadores. Por ejemplo, el de combustibles, que representa más del 68 por ciento de lo que facturamos, registra una contracción del 1 por ciento, atribuible a la relativa debilidad de las cotizaciones de los hidrocarburos. Es verdad que en el caso del carbón hay una mejora, pero es dudoso que esta alcance a compensar la falta de dinámica del crudo, afectado también por dificultades en la producción interna.

Más inquietante todavía es lo que pasa con las manufacturas, que registran un bajón cercano al 14 por ciento entre enero y mayo. En este caso, mucha de la responsabilidad le corresponde al segmento de equipo de transporte, pues los despachos de vehículos ensamblados nacionalmente han bajado de forma considerable. A lo anterior se agrega que renglones como productos químicos o ferroníquel tampoco van bien.

Por su parte, el oro –que había llegado a ocupar el tercer lugar en las exportaciones– está de capa caída, como resultado de menores precios internacionales y líos con la producción interna. Tan es así, que sus ventas van en 664 millones de dólares, casi la mitad del acumulado alcanzado en el 2013.

En medio de este panorama, lo único que salva la cara es el sector agropecuario y de alimentos, con un incremento del 7 por ciento. Café, banano, azúcar y aceite de palma han tenido una mejoría importante, que refleja a su vez una situación más favorable en las circunstancias del campo. Sin embargo, es dudoso que esos crecimientos puntuales alcancen a compensar una declinación que tiene carácter de anunciada.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado