Brújula/ Con baja popularidad

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 22 de 2015
2015-07-22 04:40 a.m.

La crisis de favorabilidad por la que atraviesan dos de las tres presidentas latinoamericanas, la brasileña Dilma Rousseff y la chilena Michelle Bachelet, plantea la pregunta de si los ciudadanos exigen más a las mujeres que llegan a la cúspide de la política que a los hombres. En ambos casos, el destape de casos de corrupción y una coyuntura económica desmejorada, son factores determinantes, pero esos dos aspectos negativos se dan en otros países de la región sin que sus presidentes sufran el rechazo de la ciudadanía en la misma proporción.

Con 36 por ciento de apoyo a su gestión y 19 por ciento de credibilidad, según una encuesta divulgada ayer, Bachelet atraviesa el peor momento de su segunda presidencia no consecutiva, iniciada en marzo del 2014. Por su parte, Rousseff, que empezó su segundo mandato consecutivo en enero del 2015, está peor que su homologa chilena. El nivel de aprobación de su Gobierno es del 7,7 por ciento, según un sondeo hecho público también el día martes. Aunque no hay mediciones recientes sobre la popularidad de Cristina Fernández, presidenta de Argentina, algunas consultoras y analistas la situaban entre 40 y 50 por ciento en mayo.

En cualquier, caso en la última evaluación de los presidentes latinoamericanos, realizada por la consultora mexicana Mitofsky a partir de encuestas publicadas en los respectivos países, las tres jefas de Estado actuales en la región están de la mitad para abajo en la lista que encabeza el dominicano Danilo Medina (89 por ciento). Rousseff ocupa el último puesto (21) y Bachelet el 15, mientras que Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, un país que atraviesa por una crisis económica y social sin precedentes, está en el puesto 17, con una mayor aprobación que las mandatarias.

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado