Brújula / Brasil está en la mira

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
diciembre 09 de 2011
2011-12-09 02:02 a.m.

 

Hace apenas un año las preocupaciones en torno a la economía brasileña tenían que ver con su acelerado ritmo.

Tanto, que los más diversos analistas decían que el gigante suramericano estaba mostrando señales de recalentamiento que podrían resultar muy dañinas en caso de mayor deterioro.

Ahora esas inquietudes son cosa del pasado.

En cambio, los lamentos tienen que ver con el frenazo del tercer trimestre, cuando el crecimiento en el Producto Interno Bruto de Brasil fue de cero con respecto al periodo previo. Si bien el incremento frente al 2010 llegó al 2,1 por ciento, es evidente que la velocidad ha disminuido en forma notable.

Tanto, que más de un observador pone en duda que el incremento en el PIB alcance la meta oficial de Brasilia fijada en 3,5 por ciento, cuatro puntos menos que el año pasado.

De hecho, las apuestas giran alrededor del 3 por ciento, con una ligera mejoría en el 2012.

¿Son esos datos motivo de alarma? Depende.

De un lado, el mercado laboral parece no haber notado lo sucedido, pues el desempleo se encuentra en cercanías del 6 por ciento, que es una tasa históricamente baja. Adicionalmente, no se ven muchas luces amarillas, en lo que tiene que ver con la confianza empresarial o la inversión extranjera.

En cambio, lo ocurrido debería preocupar a la presidenta Dilma Rousseff, quien ha logrado sortear con éxito la salida de siete ministros, seis de ellos por corrupción.

Si bien el gabinete brasileño tiene 39 titulares, es indudable que la mandataria va a salir golpeada de la sucesión de escándalos, sobre todo si una menor dinámica económica hace que los reflectores se concentren en la efectividad del Gobierno. Y es que este tiene muchas tareas pendientes que le pueden pasar factura de cobro.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado