Brújula / Un buen dato para el cierre

Si algo demostró el dato sobre el desempleo en Colombia, dado a conocer por el Dane en las postrimerías del año pasado, es que la mejora que experimentó el país en este frente no fue una cosa del azar.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
enero 03 de 2014
2014-01-03 03:44 a.m.

Una vez más los índices de desocupación evolucionaron positivamente, más allá de las variaciones estacionales.

Así ocurrió en noviembre, cuando dicho indicador a nivel nacional cayó al 8,5 por ciento, otra vez el número más bajo para el periodo en lo que va del siglo.

Si bien en el caso de las 13 áreas metropolitanas más grandes, el nivel observado en el 2007 fue aún mejor, el 9,3 por ciento conseguido en la presente oportunidad merece destacarse.

También hay que resaltar el hecho de que la fotografía mejoró en casi todas partes. Cuando se analiza el promedio móvil del trimestre, queda claro que tan solo en tres capitales de las 23 consideradas –Quibdó, Ibagué y Sincelejo– se presentó un deterioro. En las otras veinte, el desempleo disminuyó y en diez se ubicó en un dígito.

Todo lo anterior es muy positivo, pues garantiza la fortaleza de la demanda interna, sin desconocer que la informalidad es un lastre que pesa mucho.

Igualmente, es evidente que la dinámica del comercio o los servicios personales ha servido para compensar el pobre desempeño de las actividades industriales, en donde se nota un adelgazamiento de las nóminas.

Hacia adelante, el desafío es preservar lo obtenido, con miras a tratar de ubicar la desocupación en parámetros cercanos a los que se ven en otros lugares de América Latina.

Para que ello pase, la velocidad de la economía debería aumentar, pues no basta con el ritmo observado recientemente si la meta es seguir construyendo sobre los avances. Puesto de otra manera, hay que pensar en los obstáculos que vienen.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado