Brújula / En busca de un ‘plan B’

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
enero 10 de 2014
2014-01-10 04:37 a.m.

Tras la determinación gubernamental de suspender las operaciones de cargue de carbón en el puerto que opera Drummond en inmediaciones de Ciénaga (Magdalena), los conocedores han comenzado a hacer sus cuentas sobre el impacto que la decisión tendrá sobre las exportaciones del mineral.

El análisis es válido si se tiene en cuenta que la compañía de origen estadounidense es el segundo productor más grande del país, con una participación cercana al 28 por ciento, que equivale a unos 30 millones de toneladas anuales.

En caso de que no se encuentre una alternativa para sacar el carbón por otras instalaciones, se dejarían de vender unos 6 millones de toneladas en el 2014.

Y esa no será la única resta. Ayer se supo que la firma Colombian Natural Resources necesitará entre 12 y 18 meses para poner en marcha su propio sistema de embarque directo, en las instalaciones que posee en el mar Caribe. La compañía, propiedad del banco de inversión Goldman Sachs, opera la mina El Hatillo, que el año pasado extrajo cerca de 3,5 millones de toneladas, según un reporte de la agencia Reuters.

Si bien hay expansiones en marcha como la del Cerrejón, es difícil que la ampliación en la capacidad de esta última compense las pérdidas de las otros dos.

Como si eso no fuera suficiente, falta un inventario de la capacidad de cargue que podría estar disponible para quien lo requiera, con lo cual aumenta el peligro de que sea necesario cerrar explotaciones, así sea de manera temporal.

A lo anterior hay que agregarle que conseguir espacios en puertos que no son propios, exige buenas relaciones entre los diferentes productores.

Pero las tensiones y las enemistades son más la norma que la excepción en el sector, ante lo cual la probabilidad de que no haya como sacar el carbón, es alta.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado