Brújula/ En busca de un repunte

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
febrero 16 de 2014
2014-02-16 09:12 p.m.

Tal como lo habían pronosticado los especialistas, el comportamiento de las exportaciones colombianas en el 2013 mostró un previsible descenso. Según lo informó el Dane el pasado viernes, la contracción fue del 2,2 por ciento, con lo cual las ventas externas del país llegaron a los 58.822 millones de dólares.

Aun así, la cifra es la segunda más alta de la historia y supera con creces las metas que en su momento fijó la presente administración. Pero más allá de ese logro, el resultado da algunas luces sobre lo que puede pasar en el futuro cercano, tanto en lo que hace a grupos de productos o países de destino.

En cuanto a los primeros, no hubo ninguna categoría particularmente dinámico o que registrara descensos mayores, con excepción del oro, golpeado por la caída en las cotizaciones internacionales del metal. Por tratarse del tercer producto en importancia, vale la pena destacar un bajón del 34 por ciento, que equivale a 1.150 millones de dólares.

A su vez, el capítulo de bienes agropecuarios, alimentos y bebidas registró un tímido incremento del 0,8 por ciento, en el cual se destacaron las flores, los artículos de confitería, el tabaco y la carne de bovino congelada. La otra cara de la moneda le correspondió al azúcar, el café y el banano, influenciados por un entorno de precios globales adverso.

En lo que hace a los combustibles y los productos de industrias extractivas –que representan dos terceras partes de las exportaciones–, tuvo lugar una reducción del 0,5 por ciento. Si bien el petróleo ganó terreno, el carbón lo perdió, especialmente por factores internos que influyeron en los despachos del mineral, incluyendo huelgas y cierres portuarios conocidos.

Finalmente, las manufacturas también retrocedieron un 0,1 por ciento. La buena noticia fueron los ramos de equipo de transporte y productos químicos, pero el ferroníquel o las confecciones no contaron con la misma suerte.

En cuanto a destinos, lo más destacable es el descenso del 15 por ciento en las ventas a Estados Unidos que, aun así, es el principal destino para Colombia. En esta oportunidad, la reducción fue atribuible, en gran parte, a los combustibles, pero otras áreas importantes como las frutas, los azúcares y confites o las materias plásticas cayeron.

Por lo tanto, y a la luz de las realidades globales, será necesario un gran esfuerzo para cambiar las cosas en el 2014. De lo contrario, la contracción vista puede continuar su curso.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado