Brújula / Un cambio histórico

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 01 de 2015
2015-04-01 04:15 a.m.

Quizás fue porque el acuerdo se logró a las 3 de la mañana del domingo después de la hora que estaba programada originalmente para la recepción de clausura de la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo. El hecho es que un cambio histórico para la entidad multilateral –y, por ende, para la región– pasó relativamente desapercibido.

Este consiste en la creación de una institución en la que se consolidarán las cuatro ventanillas a través de las cuales el organismo trabaja con el sector privado. El propósito es concentrar más dinero y esfuerzos en el segmento que es el responsable de la mayoría de empleos que se crean y de las principales oportunidades que se aprovechan en la región.

El asunto no es menor. Aparte de la profunda reorganización que ello significa, también tendrá lugar una importante inyección de recursos frescos, pues cerca de dos terceras partes del capital de 2.030 millones de dólares con que comenzará el nuevo instrumento, van a provenir de aportes de los accionistas del BID. A la vuelta de unos pocos años esta puede ser la primera fuente individual de fondos en la zona.

La modificación también confirma la evolución de un Banco que, cuando se fundó en 1959, tenía como propósito central las operaciones de deuda soberana, es decir, aquella dirigida a gobiernos. Ahora, el nuevo brazo refleja una realidad diferente e implica la adopción de parámetros de riesgo distintos para clientes que no tienen el mismo perfil de los Estados.

Sin embargo, aparte de los retos obvios, lo sucedido es una buena noticia. Porque refleja la aceptación de algo que es evidente en la mayoría del planeta: que no puede haber economía próspera si el sector privado no goza de buena salud y tiene problemas para conseguir las sumas que requiere para crecer.

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado