Brújula/La otra cara del dólar caro

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
enero 07 de 2015
2015-01-07 12:18 a.m.

En Colombia, la devaluación sigue su curso, por cuenta de los temores de los inversionistas ante lo que puede significar para la economía nacional la –aparentemente– imparable descolgada en el precio del petróleo. Para este miércoles, la tasa representativa del mercado será de 2.452 pesos por dólar, un 26,6 por ciento más que hace un año.

Como consecuencia de la diferencia de 515 pesos frente al nivel visto a comienzos de enero del 2014, más de un exportador está haciendo cuentas sobre lo que eso le significa. Y no solo en términos de un mayor margen de ganancia, sino en lo que respecta a la posibilidad de llegar a otros mercados, especialmente el de Estados Unidos.

Un ejercicio parecido es el que se hace en otras naciones. La razón es que el billete verde se ha fortalecido frente a la inmensa mayoría de las monedas, sean duras o débiles. Un índice que utilizan los analistas muestra que la apreciación promedio frente a seis de las más conocidas ha sido del 15 por ciento desde el pasado 30 de junio.

Por cuenta de esa situación, los bienes importados se han abaratado para el consumidor norteamericano de forma notable. También el dólar rinde mucho más en otras latitudes, como lo confirman los turistas estadounidenses desde diversos puntos del globo.

Las variaciones observadas reflejan el contraste entre un país que va bien y en donde deberían subir las tasas de interés y otros que andan a ritmo mediocre, atrayendo menos a los ahorradores. Puesto de otra manera, el dólar fuerte es la expresión de una economía fuerte.

Pero los productores norteamericanos viven las angustias de una menor competitividad. Tanto, que más de uno ha registrado una caída en sus márgenes o perdido compradores. Son ellos los que ven la otra cara del dólar caro.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado