Brújula/Carbón y oro en descenso

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 09 de 2013
2013-09-09 01:12 a.m.

No fue bueno el dato correspondiente a las exportaciones colombianas en julio, cuya caída llegó al 6,6 por ciento, en comparación con igual mes del 2012. Las dos causas principales fueron la reducción del 34 por ciento en lo facturado por el carbón y del 47 por ciento en lo correspondiente al oro. Los productos mencionados ocupan el segundo y tercer lugar de importancia, respectivamente, en las ventas del país y una baja como la registrada se siente sobre la suma total.
Por cuenta de lo sucedido, el acumulado del 2013 sigue en rojo. Los 33.938 millones de dólares exportados son inferiores en 4,3 por ciento al valor de lo despachado en el mismo lapso del año pasado. Aunque siempre puede haber un repunte, cada vez parece más improbable borrar la reducción, sobre todo cuando las estadísticas citadas no muestran el efecto de la larga y costosa huelga de Drummond, el segundo productor de carbón más importante del país.
Además, los problemas que tiene la locomotora minera no tienen que ver únicamente con líos de extracción, sino especialmente de precios. Por tal motivo, incluso si las cosas se normalizan, existe la sensación de que la bonanza empieza a quedar atrás, si bien es cierto que las cotizaciones todavía se ubican muy por encima de su promedio histórico.
Así las cosas, es previsible que la composición de las exportaciones colombianas cambie ligeramente su composición, en favor de los bienes manufacturados y en contra de los primarios. El motivo es que mientras el capítulo de combustibles e industrias extractivas acusa un bajón del 4,8 por ciento entre enero y julio, los artículos industriales suben 4,1 por ciento. A su vez, la categoría de productos agropecuarios, alimentos y bebidas cae en 0,8 por ciento, especialmente debido al café y el azúcar.
Cuando se mira lo sucedido en diferentes mercados, vale la pena tener en cuenta que el desempeño de petróleo y carbón influye mucho sobre los resultados. Por ejemplo, lo exportado a Estados Unidos bajó 12,5 por ciento, pero si se excluyen de las cuentas lo que atañe a combustibles y aceites, tuvo lugar un aumento en el que hay que destacar un salto del 31 por ciento en maquinaria.
Falta ver, adicionalmente, si la tendencia al alza en la tasa de cambio sirve para que esas muestras de repunte se consoliden. En caso de que así sea, la disminución general en las ventas del país debería ser menos inquietante de lo que parece a primera vista.

 

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado