Brújula/ Tan cerca y tan lejos

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
diciembre 10 de 2013
2013-12-10 03:49 a.m.

A medida que avanzan los días del mes, también siguen su curso las negociaciones con respecto al salario mínimo que regirá a partir del próximo primero de enero. Ayer se vieron las caras otra vez los representantes de los trabajadores, los empresarios y el Gobierno, en el marco de la Comisión de Concertación creada para tal fin.

Y aunque cada bando ha llegado con su postura bien definida, no es notoria en este caso la pugnacidad de otras ocasiones. Para comenzar, los sindicatos arribaron con un planteamiento unificado, desprovisto de retórica incendiaria. A su vez, el sector privado ofreció desde un comienzo un reajuste superior a la inflación, que en la práctica equivale a un incremento en términos reales, aun si a la fórmula se le adicionan las mejoras en la productividad.

Entre las razones posibles del buen ambiente, se puede mencionar que la tasa de desempleo se encuentra en su nivel más bajo en casi dos décadas. Si bien en el mercado laboral persisten todavía los problemas relacionados con la elevada informalidad, la población ocupada ha alcanzado nuevos máximos, numéricamente hablando.

Al mismo tiempo, la canasta familiar ha subido de forma moderada, al ritmo más lento en más de medio siglo. En tal sentido, es difícil llegar con el planteamiento de que hay que recuperar el poder adquisitivo perdido en el ejercicio.

Nada de lo anterior garantiza, por supuesto, que sea posible llegar al humo blanco. Al fin de cuentas, hay una brecha cercana a los cinco puntos porcentuales entre uno y otro lado de la mesa.

Pero las muestras de cordialidad permiten abrigar cierto optimismo sobre la posibilidad de que se logre un consenso. Para que ello ocurra, el Gobierno deberá moverse con efectividad en un tema en el que es, a la vez, juez y parte.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado